¡¡Respondido todo!! He estado alejada del blog por problemas de espalda, pero ahora que tengo una silla como Dios manda, las cosas volverán a su cauce.

martes, 23 de febrero de 2016

[PC] Gods will be watching: versión completa

Hambre. Soledad. Locura. Estos fueron los tres principales problemas a los que me enfrenté, hace ya dos años, en aquel juego freeware llamado Gods will be watching que, posteriormente, fue expandido y mejorado en un concepto mucho más amplio y que he tenido recientemente el placer de jugar. Aquella aventura me tuvo muy, muy entretenida, para tratarse de un juego gratis hecho en tres días: no dejaba de resultar maravilloso lo que Deconstructeam había conseguido en tan poco tiempo. Ahora, con tranquilidad y un Kickstarter detrás, sinceramente han cumplido. Mi recomendación más sincera es que ignoréis este texto y paséis directamente a jugarlo pero, si decidís ignorar mi consejo... Bienvenidos a Gods will be watching: uno de los juegos más difíciles, atmosféricos e interesantes que he jugado en mucho tiempo. 


Resulta difícil hacer una crítica de este juego sin entrar en spoilers, pero digamos que cada escenario presenta un conflicto en el que manejaremos al Sargento Burden a lo largo de los siete capítulos que dura la aventura, todos ellos con situaciones diferentes pero con un nexo común: tomar decisiones que, en muchos casos, puedan resultar difíciles. Matar a miembros del grupo para que el resto tengan más comida es solo una de las muchas opciones, aunque la sorpresa será que, si los personajes mueren en un escenario, los volveremos a ver en el siguiente como si nada hubiera ocurrido. Lo cual es malo porque, entonces, ¿qué sentido tiene el enorme sacrificio y dificultad que implican mantener a todos los miembros del equipo vivos? No hay ningún tipo de compensación especial y mantenerlos vivos no es más que una medalla más para nuestro ego o, si queremos decirlo de otra forma, nos puede ayudar a dormir tranquilos sabiendo que salvamos al equipo completo sin ningún sacrificio horrible. 

Pero pensándolo fríamente es una decisión que se agradece porque, si el juego ya es difícil de por sí, acabar determinados niveles sin algunos personajes en el caso de que ya hubieran muerto sería completamente imposible, pese a lo bonito que es sobre el papel lo de que tus decisiones tengan una importancia a gran escala dentro de la historia. Sí: nada de lo que hagas, a quien mates, o lo cruel que seas para conseguir determinadas metas... ninguna de estas cosas se verán nunca reflejadas en la historia... ¿O quizá sí? Parece que estamos acostumbrados a que el sistema de moralidad sea un "matar/dejar vivir, elige", cuando realmente este juego se mueve por un sistema muy diferente. No hay ningún tipo de karma positivo o negativo, ni compensación por los actos, pero queda en manos del jugador si elegir la supervivencia de unos pocos con menos riesgos, o la más que probable muerte del grupo completo que provocará la repetición, una vez más, del capítulo desde el principio. Este es el concepto en torno al que gira realmente, no el estilo más RPG que algunos parecen querer colgarle.


¿Cómo es posible entonces rescatar la historia de Gods Will Be Watching? Pese a que nuestras decisiones no impliquen grandes cosas a largo plazo (lo cual ocurre en decenas de juegos que, simplemente, lo disimulan mejor), la narrativa es uno de los aspectos más llamativos, aunque a priori parezca que vaya a ser uno de los aspectos menos importantes (especialmente durante los primeros capítulos, en los que confieso que no estaba prestando mucha atención). Personajes que se van perfilando poco a poco gracias a multitud de conversaciones y una historia in media res que va saltando a diferentes momentos del tiempo, pero con un montón de situaciones que acaban convergiendo en un clímax inolvidable que personalmente me ha encantado. La relación entre la jugabilidad (implacable, difícil, castigadora, asfixiante) y la historia (que es más de lo que parece) está llevada a las mil maravillas, sin olvidar claro el nivel de inmersión y angustia al que te pueden llevar algunos capítulos.


Porque hacer sobrevivir a los personajes es una tarea complicada. Bajo la interfaz de una aventura gráfica nos encontramos realmente con un juego de estrategia y supervivencia bastante extremo, en el que fallaremos varias veces hasta entender completamente el funcionamiento de cada nuevo escenario (todos son completamente diferentes). La misión está siempre muy clara y, encarnando al Sargento Burden, entraremos en un cierto dilema: algunas personas son lastres en determinados momentos, y tras multitud de fracasos es posible que los matemos para facilitar la misión, aunque no quisiéramos hacerlo en un principio. A veces incluso parece que la violencia sea la única opción factible debido a la elevada dificultad del juego. Hay cinco modos de dificultad: Original, Original Suave, Puzle, Puzle Suave, y Narrativa. Yo lo he jugado en modo puzle suave y me he pasado el juego en ocho horas, terminando algunos de los escenarios en el primer intento, así que es la opción que recomiendo. Lo más interesante es que puedes volver a terminar todos los capítulos en la dificultad y el orden que quieras, y es aquí donde brilla el juego: volver a algún capítulo anterior tras haber completado la aventura, y terminarlo nuevamente pero en Modo Original (cosa que he hecho con la mayoría de escenarios) es simplemente genial.


Todo esto va acompañado de un apartado artístico sensacional que le pone broche de oro. Los personajes están hechos con un pixelart que maneja unas animaciones geniales, detalladas, pese al estilo minimalista que ni si quiera da caras a los protagonistas. La desesperación, la alegría, la locura y el cansancio quedan perfectamente plasmados en ellos, incluso antes de empezar una conversacion para ver su estado de ánimo, y conseguir que las partes más violentas del capítulo dos resulten desagradables, tratándose de unos personajes sin cara, merece una mención especial. Pero lo verdaderamente espectacular y que acaba calando hondo es su banda sonora: electrónica, en la mayoría de ocasiones ambiental, pero también inolvidable. Algunos temas destacan mucho (el del capítulo final es simplemente increíble), y en general construyen una ambientación absorbente, atmosférica, que contribuye enormemente a la sensación de angustia o claustrofobia que causan los capítulos más complicados.


Es muy posible que mi visión de Gods Will Be Watching, que se ha llevado palos en todos lados, no coincida con la de mucha otra gente. Pero también creo que sin completar este juego no se puede valorar globalmente y, sobretodo, he encontrado en él a un nivel personal un mensaje (profundamente pesimista) que quizá otros no vean o no coincidan con que existe siquiera ese mensaje, pero que a mí me ha llegado al corazón porque muy pocas historias se atreven a lanzarlo. Gods will be Watching es una historia fresca, diferente, única, que acaba metiéndose hasta el fondo allí donde otros solo se atrevieron a rozar la superfície, y que presenta todo esto de forma perfecta a través de su jugabilidad y de todas sus mecánicas, estando la jugabilidad y la historia unidas de una forma que muy pocas veces he visto y que se justifican la una a la otra a la mínima ocasión. Quizá quede sepultado por las malas críticas y sea recordado con horror por todos aquellos que se quedaron atascados en algún capítulo sin saber cómo superar las pruebas o que, simplemente, perdieron la paciencia en algún momento del difícil viaje. Pero merece la pena completarlo y, desde aquí, quiero romper una lanza en favor de la obra maestra, tan diferente a lo que se suele ver, que nos ha regalado Deconstructeam.

9 comentarios:

  1. Ya fuera del análisis pero sin dejar de ponerlo en esta entrada, querría comentar un poco el DLC del juego. Es gratuíto y vino como actualización del juego para todos los que ya lo tuvieran, y hace de epílogo para cerrar más o menos los eventos del último capítulo ,que para algunos resultó algo confuso. Cuando empecé el DLC empezaba a tener miedo de que la cagaran explicando cosas que, la verdad, no necesitaban de ninguna explicación. Por suerte (o por desgracia para otros), el DLC acaba haciendo más de ampliación para ver interacciones entre personajes que de "toma, todo masticado para ti", y aunque yo personalmente no lo hubiera añadido porque la historia quedó perfecta como estaba, disfruté mucho del capítulo extra que, eso sí, solo permite completarlo en modo Original o Narrativa, a diferencia del resto de episodios. Por suerte es un capítulo más narrativo que de supervivencia, y lo pude completar en modo original sin muertes en el primer intento.

    Por último, ese mensaje que tanto me ha gustado no se ve alterado en este DLC, lo cual es muy de agradecer y un motivo más para no repudiarlo.

    ResponderEliminar
  2. Gran juego, arriesgado, pero de esos necesarios que salvan culturalmente a la industria llena de tanto copia y pega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo al menos no conocía ninguno similar y, sinceramente, me ha encantado. Espero con ganas lo siguiente de Deconstructeam ^^

      Eliminar
  3. Este lo quiero probar. Ya había probado la versión freeware y la verdad es que pese a que es simple y corto me gustó muchísimo, y siendo este mucho más completo pues eso, que le tengo muchas ganas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si aquella te gustó, esta te va a encantar. Además, el escenario original ha sido mejorado (es el capítulo 4 en la versión final) y ahora hay más opciones y variables a tener en cuenta de cara a superarlo :)

      Eliminar
  4. Me gustó muchísimo pero el modo Original es de sádicos sin entrañas. A ver, vale que la suerte influya, pero es que, en muchos casos, es una ruleta rusa.

    Hicieron muy bien en dar distintas opciones. Un juego muy recomendable.

    Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bufff, la -literal- ruleta rusa del capítulo 2 es para pegarse un tiro, porque no aparece precisamente al principio del capítulo... aún así, en modo puzle estas variables de suerte desaparecen completamente. El capítulo 2 es uno de los pocos que no he podido completar en modo original por este mismo motivo... pero tras las quejas de cuando salió a la venta, decidieron recapacitar y colocar más modos de juego accesible para todos. Bien por ellos, la verdad. ¡Un saludo, Atreides!

      Eliminar
  5. como me cuesta acercarme a estos indies. el q si o si algun dia quiero jugar es el undertale. y aunque no quiera, ya tengo una lista un poco extensa de juegos indies q se me fueron acumulando.
    mi mayor ilusion con estas apariciones, es q generen el despertar de los AAA y se pongan las pilas, q trabajen con la pasion de años lejanos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te digo lo mismo, se me hace bastante complicado ponerme con este tipo de juegos. Pero teniéndolo disponible en Steam y, sobretodo, habiéndome gustado tanto el original, creo que Gods will be watching merecía esta oportunidad y voto de confianza, sobretodo ahora que sé que me ha encantado. A mí también me ilusionaría que grandes empresas tomaran notas de ideas así de originales, pero negro lo veo... agradezcamos a los dioses del caos que Square Enix financie NieR Automata y, con eso, creo que ya nos podemos dar con un canto en los dientes XDDD.

      Undertale también quiero jugarlo, todo llegará ^_^

      Eliminar

Tags

Análisis (166) aventura gráfica (12) Baroque (18) Beat'em'up (9) Drakengard (19) exprimiendo la PSP (27) extrañeza inclasificable (8) Freeware (15) hack'n'slash (8) JRPG (26) luchas (5) MSX (5) NieR (15) noticias (28) noticias del blog (9) OST para recordar (26) PC (73) Persona (17) plataformas (14) PS2 (25) PS3 (42) PS4 (10) PSP (52) PSVita (10) psx (12) Puzles (19) random (13) Reflexiones (2) Retos (7) retro (35) Ritmo (7) roguelike (8) Shin Megami Tensei (15) shmup (19) SNES (3) Viciando a (5) Visual Novel (26) WRPG (3)