Comunicado importante

You see it too? For me...it's always like this.

lunes, 30 de noviembre de 2015

[GBA] Fire Emblem: Blazing Swords

Fire Emblem: Blazing Swords apareció nombrado en Checkpoint como mejor juego portátil de 2014, así que creo que este análisis va un poco tarde cuando estamos en diciembre de 2015, pero no quería publicarlo hasta completar la otra historia alternativa, consiguiendo el 100% del juego (y, sobretodo, pasándomelo sin morir).  Blazing Swords fue el primer Fire Emblem en llegar a Occidente, y el segundo al que he podido jugar por ser un juego para mi queridísima Game Boy Advance, prácticamente la única plataforma en la que puedo ir tanteando esta saga ahora mismo. Precuela del Sword of Seals (exclusivo de Japón) nos llegó incluso en español, aunque yo lo jugué en inglés porque soy una pardilla y desconocía que Nintendo lo había traducido, así que es completamente accesible para quienes no acaben de dominar el idioma.


La historia empieza con una de las tres protagonistas, Lynn, encontrándose con nosotros y pidiéndonos si nos puede acompañar para dejar su pueblo e ir a algún otro lugar, dado que se quedó huérfana a causa de unos bandidos y ya no tiene a donde ir. No tenemos ningún avatar, elecciones o diálogos, pero seremos un estratega que proporcionará apoyo a todos los personajes que se nos vayan uniendo, aunque siempre con cero protagonismo: poco más que un observador. Tras llegar a la ciudad, un caballero bastante salao intenta ligar con ella, pero lo que parece un encuentro sin importancia hace que Kent, compañero de éste, se de cuenta de que Lynn es justamente la pieza que les falta para completar su misión: su madre era la princesa de un lejano reino, que escapó para casarse con el hombre al que amaba y que tras dieciocho años de silencio decidió enviarle una carta a su padre para informarle de que estaba bien y que ahora era abuelo. No obstante, el hermano menor del anciano considera que ella es un estorbo para obtener el poder e intentará aniquilarla. Pronto nos encontraremos ante una historia de tramas políticas, príncipes, reyes y marqueses típica de Fire Emblem.


Más tarde aparecerán los otros dos protagonistas, Eliwood y Hector, que le darán la verdadera chicha al asunto y una nueva trama que surgirá a partir de la mitad aproximadamente, pues el juego está dividido en dos mitades: Lynn (el tutorial e introducción) y Eliwood (el verdadero juego), más el modo extra: la historia de Hector, que ha sido también mi parte favorita. En lo que respecta a personajes en general, encontramos que todos son los típicos clichés que se encuentran en la saga y que, sin embargo, tienen el carisma suficiente para cogerles cariño. No solo los tres protagonistas (que forman un trío muy curioso), sino todos los secundarios que se les van uniendo valen bastante la pena. Como ya me pasó en Sacred Stones, creo que la historia por sí sola no se llevaría ningún premio, pero es el conjunto con el gameplay y planteamiento de juego por capítulos lo que lo acaba convirtiendo en una experiencia tan adictiva.

El trío protagonista

Para completar el juego sufrí. Creo que no es de los Fire Emblems más complicados, pese a ser mucho más difícil que Sacred Stones, pero aún así tuve bastantes dificultades, y en mi último capítulo murió hasta el apuntador en tal de completar el juego. El esquema del gameplay es el clásico de la saga: el piedra-papel-tijera por el que se rigen las tres armas, espada, lanza y hacha, más magias (con su propio triángulo) y arcos (que van a parte). Pero los críticos contra ti son mucho más frecuentes que en Sacred Stones, no existe la posibilidad de subir de nivel en cualquier sitio, las armas se rompen en el momento más inoportuno... una gozada, la verdad. No obstante, como me sentí sucia por haber dejado morir literalmente a la mitad de mis personajes en los últimos compases del juego, decidí jugarlo de nuevo para aprovechar el modo Hector sustituyendo la historia de Eliwood (y rehaciendo toda la parte de Lynn), y además, hacerlo en modo difícil.


El modo Hector es esencialmente lo mismo: repetiremos los mismos eventos que en la historia, pero desde el punto de vista del fortachón. No obstante, su historia será más larga que la de Eliwood, tendrá capítulos propios y contará con personajes que cobrarán mucha más importancia vistos desde su posición y que antes eran casi "los de relleno", algo muy interesante. El modo de juego también es diferente: niebla en pantallas que no la tenían, cambios en ubicaciones de jefes, menores posibilidades de golpe crítico... y la mayor pesadilla: llevar menos unidades. Cuando digo menos es muchas menos, llegando en los últimos capítulos a ser bastante enervante y, al mismo tiempo, perfecto: este modo sin dejar que maten a nadie ha sido mi agradable penitencia por jugar "a lo loco" al juego normal, y la verdad es que he disfrutado muchísimo exprimiendo el gameplay hasta los topes y dominando verdaderamente el juego, calculando cada jugada y pagando cada error de mi estrategia, aunque me ha llevado mucho tiempo.


Porque si el juego base ya es bastante largo (yo diría que unas 25 horas), he acabado "perdiendo" más del doble a lo largo de toda mi partida, y eso sin conseguir todas las conversaciones de apoyo porque me parecía un suicidio obsesivo por el que no quería continuar pudiendo mirarlas por youtube. Internet me ha hecho débil, supongo, pero aún así no se puede negar que este Fire Emblem es muy rejugable. En lo que respecta a música y gráficos, no tiene nada espectacular. Escenarios coloridos pero simples (lo que suelen tener las cuadrículas), animaciones funcionales y a veces hasta resultonas, pero nada espectaculares, y eso sí, muy buenos retratos de personajes. La banda sonora destaca especialmente en la introducción y en el tema principal de la saga, rehecho para la ocasión. Más allá, las típicas composiciones de guerra con música midi: no hay mucho a destacar, pero la verdad es que este juego no necesita nada más para divertir

Poco más hay que decir. El análisis llega tarde, sí, pero era justificado para exprimir el juego hasta los topes. No soy el tipo de persona que completa las cosas al 100% y aquí tampoco ha sido el caso, pero el nivel de completismo ha sido muy elevado. Los tres personajes principales son divertidos y carismáticos, sus tres historias están muy bien, no faltan los momentos cómicos tampoco... se les coge cariño a todos, y más tras sus conversaciones de apoyo. El gameplay engancha, y completar el juego sin dejar morir a nadie supone un verdadero reto, más aún jugando en modo difícil. Pero se disfruta muchísimo y no se hace tan largo como es realmente. ¿Lo próximo? Pues jugar al Sword of Seals, me imagino, que salió antes pero del cual este es una precuela. La verdad es que todavía me apetece revisitar a Hector, especialmente si se ha convertido en un madurito con barba. Por allí nos veremos de nuevo.

16 comentarios:

  1. Mi único FE y no lo he acabado, pero me pareció tan grandioso... el diseño de los niveles es pura adicción. Como dices la historia es típica, pero se desarrolla bien, y creo que eso bastante veces vale más que una historia que intenta ser "original, superprofunda, compleja" y se queda a medio camino porque básicamente no se entiende. A veces las historias se sobrevaloran demasiado en nuestro hipsterismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro que sí! De momento en mi corta experiencia con Fire Emblem (he probado cinco, aunque de momento solo he acabado los dos que hay por aquí reseñados), ninguna historia iba muy allá, pero todo era lo bastante encantador como para interesar y ser entretenidísimo, así que más que suficiente ^^

      Eliminar
    2. Yo descubrí eso con el Enchanted Arms, a pesar de ser de distintos géneros y bastante inferior a este XD

      Eliminar
    3. Me compré el Enchanted Arms por su regusto CUTRE al estilo de Evergrace y aún no lo he metido ni en la PS3 :'D

      Eliminar
  2. Con lo que me gustan los Shining Force tácticos y todavía no he tocado un Fire Emblem, que siempre los andan comparando. Seguramente acabe probando este emulado en la PSP, que tiene una pintaza tremenda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Debes hacerlo! Y yo debo probar el Shining Force...Blazing Swords tiene un minilag en en el menú de PSP que dura medio segundo, y solo en el momento de cambiar de turno. Así que es perfectamente jugable ^^

      Eliminar
    2. ¿Y por qué no probais con el Visual Boy Advance?

      Eliminar
    3. ¿VBA tiene edición de PSP? En caso contrario, mi respuesta es clara: emularlo en PSP en vez de en PC le da el encanto de jugarlo en cualquier sitio, como ocurría con su formato original. El PC me obliga a estar pegada a una mesa y una silla.

      Eliminar
    4. Entiendo, posiblemente no haya versión para PSP.

      Eliminar
  3. De los mejores Fire Emblem sin duda, pero tampoco es el que mas te castiga por hacer mal las cosas. Hay misiones difíciles pero nunca imposibles, ademas de que teniendo clases evolucionadas y un buen par de curanderos, eso ya si es difícil, con sanar esta casi hecho. Discrepo contigo solamente en la banda sonora, a mi tras todos estos años me sigue pareciendo la mejor y con temas que se te pegan en la cabeza. Buena entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Armor64! Ya me imagino, ya... yo sufrí mucho en la primera partida porque ni sabía qué era el circo, y cuando se lo comenté a algunas personas me dijeron: "PERO QUÉ HACES, SI NO USAS EL CIRCO PARA SUBIR DE NIVELES ESTÁS MUERTA". Y sí, lo estaba: me enteré demasiado tarde XDDD.

      Para gustos colores, supongo. El tema principal está muy trabajado, pero el resto no me dijeron demasiado, y prefiero la música de mi querido Advance Wars :P

      ¡¡Nos vemos!!

      Eliminar
    2. Pues sinceramente te lo digo, me habré pasado el juego 4 veces y en ninguna de ellas pise el circo, por el simple hecho de ser una lotería injusta que puede matarte tu mejor personaje. Así que reduces el grupo y compensas esa experiencia.

      Obviamente va mucho en gustos y Advance Wars en nada tiene que envidiar a Fire Emblem.

      Eliminar
  4. De por si me encanta la saga Fire Emblem, este fue el primero que probé y termine con mucho esfuerzo, encima yo si me obsesione con las conversaciones, por lo que me tomo mas de 25 horas jaja. De ahí seguí que los demás juegos, ahora estoy con el fire emblem para Nes, viejito pero muy entretenido para mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pasé de Sacred Stones al de DS que era un remake, pero por problemas técnicos aborté la misión. Tiene muy mala fama además, así que creo que no me perdí mucho. A los que les tengo muchas ganas es a los de SNES, pero cuando empecé Genealogy of the Holy war me ACOJONÓ lo gigantesco que era el mapa, y fue entonces cuando me pasé a este. En cualquier caso, toca curtirse más en la saga y, entonces, volveré a aquellos. Por ahora estoy sufriendo en Sword of Seals, como siempre.

      Eliminar
  5. ADORO este juego, con toda mi alma. Me gusta mucho Fire Emblem, pero este y Sacred Stones es que los adoro, pero muchísimo, demasiado, LOS ADORO MUCHO.
    Y esas cosas... en dificultad Sacred Stones tiene misiones más difíciles en la recta final, en mi opinión, aunque el modo difícil de Héctor es mucho más difícil que el máximo de dificultad de Sacred Stones.

    Y eso, me alegra verlo por aquí ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo tras acabarlo me puse con el Sword of Seals, el que me queda de GBA, y no me está gustando. Es mi tercer Fire Emblem pero, viniendo de esta genialidad (¡y del bendito modo Héctor!), no creo que lo rejuegue. Imagino que la historia también se bifurcará en algún punto como lo hicieron Sacred Stones (sobre el cual también escribí aquí) y este, pero aunque supongo que lo acabaré, no creo que lo intente completar hasta niveles aceptables y me ha despertado mucho rechazo su nivel de aletoriedad.

      En cambio este es TAN divertido, con unos personajes muy carismáticos y te queda un conjunto estupendísimo ^_^, por no hablar de su dificultad perfecta en los dos modos. Seguiré probando con otros Fire Emblems por la buenísima experiencia de este, pero mi tercer FE me da repelús.

      Eliminar

Tags

Análisis (160) aventura gráfica (12) Baroque (17) Beat'em'up (9) Drakengard (19) exprimiendo la PSP (27) extrañeza inclasificable (6) Freeware (15) hack'n'slash (8) JRPG (25) luchas (5) MSX (5) NieR (15) noticias (27) noticias del blog (5) OST para recordar (26) PC (69) Persona (17) plataformas (13) PS2 (24) PS3 (42) PS4 (8) PSP (52) PSVita (8) psx (12) Puzles (19) random (13) Reflexiones (2) Retos (7) retro (34) Ritmo (7) roguelike (8) Shin Megami Tensei (15) shmup (18) SNES (3) Viciando a (5) Visual Novel (23) WRPG (3)