¡¡Respondido todo!! He estado alejada del blog por problemas de espalda, pero ahora que tengo una silla como Dios manda, las cosas volverán a su cauce.

miércoles, 20 de julio de 2016

Viciando a... (IV): The Bouncer

La Playstation 2 siempre ha sido mi sobremesa favorita. Su catálogo variado y enorme hace que siempre me decante por ella, al encontrar en su librería buenos exponentes de casi cualquier género en buenas cantidades. Los Beat'em'ups 3D nunca han sido la estrella de la fiesta y siempre han fallado por un lado o por otro, pero cuando hace quince años me regalaron una Playstation 2, poco me importó. Quizá por la inocencia o por no saber lo que sé ahora disfruté más si cabe de uno de los juegos que, en su momento, fueron uno de los techos gráficos de la consola. Mi primera partida a una Playstation 2 fue jugando a The Bouncer y, pese a sus defectos, hasta el día de hoy sigue siendo uno de los juegos a los que más cariño les guardo.



La verdad es que The Bouncer no tiene nada especial cuando lo pienso objetivamente, pero al mismo tiempo tiene algo increíblemente entrañable que me hace volver a él al menos una vez al año, más allá de la pura nostalgia. No es un gran sacrificio considerando que se trata de un juego que dura menos de dos horas, pero en su época me lo pasé montones de veces, con todos los personajes subidos con sus estadísticas al máximo y un montón de desbloqueables. La locura aumentaba cuando conectábamos el multitap y nos metíamos cuatro amigos en el multijugador (que no era cooperativo, sino una especie de juego de luchas de todos contra todos), elevando mi contador de horas hasta números altos. Muy, muy altos, de hecho. Demasiados para un juego tan corto pero que, sin embargo, tenía mucho que ofrecerme.


Podría decir tranquilamente que me sé el juego prácticamente de memoria. Su historia en aquel entonces me pareció la bomba, quizá porque fue el primer juego con historia que probé y que me gustó pese a ello (a mis ocho añitos, me sobraban mucho y las ignoraba), pero ahora miro atrás y pienso que no hemos evolucionado mucho. Los tres personajes tenían una historia común, pero las escenas eran ligeramente diferentes según a quien manejaras, y en los momentos en que se separan ya eran mundos completamente diferentes. Recuerdo cuando las reacciones de Dominique cambiaban si la salvaba Sion, Kou, o Volt, pues tenía una relación diferente con cada uno de ellos. En sus pequeñas variaciones reside un toque mágico del que pocos pueden presumir.


Raras han sido las veces que Square Enix se ha dedicado a juegos que no sean JRPGs, y precisamente el terreno de los Beat'em'up en 3D es algo áspero y parece que nunca acaba de encontrar la fórmula perfecta. The Bouncer no fue la excepción, claro: unos gráficos increíbles (¡todavía hoy lo miras y alucinas!), pero una jugabilidad algo coja. La cámara no acababa de funcionar bien, la lentitud era palpable... The Bouncer no recibió grandes críticas nunca, y tampoco se las merecía. Pero lo amo irracionalmente y con locura.

...Aunque esta sea una de las fases más horripilantes
que recuerde en videojuego alguno.

Hay algo en él que me fascina. Quizá el momento en que me enamoró para siempre fue cuando me sentí HACKER al mirar los ordenadores de la malvada corporación Mikado, y en vez de entocharme en la cara la información relativa a la escena que tocaba, me dejaron absorber cada pequeño detalle de cada enemigo y robot del juego, como si se tratara de Deus Ex. O por aquellas pantallas de carga que nos explicaban la historia anterior al inicio del juego, aunque a veces pasaran tan rápido que era imposible leerlas. Porque no era simplemente un beat'em'up de mata-mata, sino que incluía situaciones surreales como aquella fase de escapar por las compuertas, la de encontrar la bomba en el tren, o mi favorita: una fase de Kou en la que podíamos disfrazarnos de ninja y seguirles el rollo a los enemigos, librándonos de todas las batallas de la fase si conseguíamos repetir los estupidísimos gestos que los enemigos usaban como contraseña, con nombres tales como "amistad sin parangón" "dama seductora"... y las posturitas descojonantes que acompañaban a estos saludos.

Echidna, a la que llamábamos cariñosamente "la demonia"

Hoy día, todavía juego a The Bouncer y todavía me sigue fascinando. Aquellas escenas chulísimas en las que el estilo cambiaba al blanco y negro para mostrarnos flashbacks, el enigmático pasado de Volt con Echidna, o el placer de explotar tanto el juego que incluso se podían desbloquear a Lynn y al maestro de Sion, dos personajes apenas aparecen directamente en la historia pero que están ahí para que los encuentre el ávido fan que se ve recompensado por todas las horas invertidas. Por no hablar de los cambios del jefe final (¡horribles! ¿Por qué era tan difícil?) cada vez que hacemos una nueva partida, desarrollando un patrón nuevo cada vez.

El diseño de Volt era tan llamativo que en mi casa The Bouncer pasó a llamarse
"el juego del rubio" o "el juego del de los cuernos".

Recuerdo jugar obsesivamente, comprar todas las técnicas, y subirlas todas al máximo. ¿Qué es lo que hizo grande a The Bouncer? Quizá su historia, quizá sus gráficos. Quizá para muchos los diseños a lo Final Fantasy fueran su principal reclamo, aunque a mí de hecho me repelía mucho la saga por aquel entonces. Quizá era el hecho de poder comprar técnicas y usarlas siempre, o aquel multijugador LOCO con más escenarios que algunos juegos de lucha, o su modo survival tan cabrón. Lo que siempre tuve claro es que yo siempre quise una secuela que no llegó nunca, posiblemente por su fría acogida.

Ay el modo supervivencia, cuantas horas perdidas en él...

Pese al hype con el que se anunciaba en la época, al final para la mayoría pasó sin pena ni gloria. Pero The Bouncer fue uno de los juegos que más marcaron mi infancia, y uno que revisito periódicamente y todavía a día de hoy consigue sorprenderme. Su despliegue técnico es increíble y su historia, sin ser una maravilla, es mucho mejor que la de otros juegos más presuntamente serios que no nos pillan tan lejos en el tiempo. Su manual era (y sigue siendo) una puta pasada, repleto de información y detalles del juego, y el control... demonios, no es ni de lejos lo malo que lo pintan. ¿Alguien más se atreve a ponerse con él? A mí, mientras escribía esto me ha quedado una cosa muy clara: esta noche volveré a pasármelo... Porque siempre disfruto como una enana cada vez que revivo las aventuras de Sion Barzhad, Kou Leifoh, y Volt Krueger.

35 comentarios:

  1. Rokuso3, ¿has jugado al Crimson Tears? Quizá no sea exactamente el The Bouncer 2 que esperabas pero ambos han sido desarrollados por DreamFactory y tienen esto de unir los beat'em-up con elementos de juegos de rol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues sí! Aunque nunca llegué a terminarlo (y mira que me estaba gustando), pero desconocía totalmente que estaba hecho por la misma compañía. Lo tendré muy muy en cuenta para volver a él en cuanto pueda (no hace ni cuatro días que lo tuve en mano y pensé en comprarlo, pensando justamente en que me apetecía un juego como The Bouncer), aunque personalmente creo que es mucho más rápido, fluído y hasta bonito que The Bouncer. ¡El amor es ciego, supongo!

      Eliminar
  2. Uno de los juegos que siempre me han llamado la atención. Sólo por el momento Volt debería jugarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pruébalo! Creo que lo disfrutarías, pese a sus más y sus menos. Es un juego regulero en algunas cosas pero, siendo tan corto, creo que merece mucho la pena ^^.

      Eliminar
  3. Lo tengo cargado en la memoria externa de la ps2 a puntico de jugarse, prueba tambien THE GOD HAND si todavía no lo has hecho, roku.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Wooo!! Pues ya me contarás cuando lo pruebes. Respecto a God Hand, es mi Beat'em'up 3D favorito, y casi te diría que mi beat'em'up favorito en general y personalmente creo que es uno de los mejores juegos de PS2.

      En su momento me encantó, aunque tampoco a niveles de fascinación. Pero hace una semana empecé a jugarlo de nuevo y me ha maravillado completamente y a tantos niveles... God Hand es una carta de amor a los beat'em'ups de toda la vida, pero también es un enorme paso adelante en un género que, tristemente, no recibe apenas ya sucesores a la altura, o al menos no en el terreno 3D. Ojalá más juegos así, en serio.

      Si alguien lee esto y no ha jugado a God Hand, jugadlo de una puta vez. Y para los que sí, volved y rejugadlo porque os daréis cuenta de que era incluso mejor de lo que recordábais: hacedle caso a Skullvic.

      ¡¡Chihuahuas venenosos al ataque!!

      Eliminar
    2. HACE CUANTO Q ESTOY BUSCANDO ESE PUTO GOD HAND!

      Eliminar
  4. Lo vi hace poco en una revista "viejuna" y lo metí en mi kilométrico backlog. Ahora tú hablas de él. Los astros quieren que lo juegue.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuve a punto de ponértelo en un AQJQQJ Gold, así que si lo juegas algún día, tengo muchísimas ganas de saber qué opinas *__*

      Eliminar
  5. es uno de esos juegos que siempre quise jugar y despues me colgaba para conseguirlo.
    Ahora leyendo esto me dieron terribles ganas de probarlo, ya mismo lo dejo descargando antes de que me olvide.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenido de nuevo, La cueva de Lundalf! Me alegro de que te haya llamado la atención lo suficiente como para recuperar ese interés inicial. No es la pera limonera, pero espero sinceramente que disfrutes del juego ^^, ¡ya nos contarás!

      Eliminar
    2. ayer por fin lo empece, y me encanto!!! jajaja, puede que sean algo tosco los personajes al moverse y demás cosas que tienen, pero es muy entretenido, ahora pienso seguir viciando con el

      Eliminar
    3. ¡¡¡No sabes cuanto me alegro!!! Espero que disfrutes de lo que te quede del juego, pero si el principio ya te ha gustado, lo tomaría como una muy buena señal ^__^

      ¡¡Gracias por dejar tu opinión finalmente!!! Nos vemos

      Eliminar
  6. Pues no pinta nada mal el juego, seguramente termine por probarlo, a ver qué tal, a mí que me molan los beat em ups.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes: beat'em'up, cortito, PS2. ¡Tentador!

      Eliminar
  7. Me pasó parecido a tí. Este juego me fascinó muchísimo y eso que ya llevaba como 10 años jugando a consolas. Saqué todos los personajes, todos los escenarios y subí al máximo nivel todas las habilidades. Como dices, el multijugador era muy aprovechable y lo jugué mucho tambiém.

    Mi mayor frustración con este juego eran las pantallas de carga (que mencionas) eran a veces muy cortas y había mucha información que nunca me daba tiempo a leer xDD

    Genial entrada! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo diez años no, pero tampoco fue mi primer o segundo juego ni mucho menos (empecé en la Game Boy, pero sobretodo: pasé toda mi infancia pegada a la primera Playstation, mi primer gran amor consolero) y sin embargo era cautivador. Ver que tú con más años y experiencia pensaste lo mismo me encanta, de verdad.

      Las pantallas de carga, ¡uf! Hoy día mi disco de The Bouncer está para el arrastre: ha sobrevivido a tres Playstations 2 a lo largo de quince años... y sin embargo los tiempos de carga siguen siendo rapidísimos como para leer todo, menos mal que me lo sé de memoria. ¡AGH! Cuando veo que en juegos como Binary Domain te ponen texto en las cargas y te dejan pulsar X cuando quieras continuar porque ya lo has leído, siempre pienso irremediablemente: "si hoy saliera The Bouncer, incorporaría esto seguro y podríamos leer bien los amores pasados de Sion".

      Me alegro dee no ser la única persona que jugó al multijugador. Tocaba todos los palos (tras tantas horas te vuelves una máquina de matar en cualquier juego), pero en mi círculo de amigos era la puta ama usando a PD-4 y a la versión encocada de Mugetsu. Qué grande era este juego. Nos encantaba el escenario de las escaleras, con el piano arriba y con paredes de cristal que mostraban el bosque exterior. Hoy día sigue siendo flipante cuando lo miras.

      Un saludo y muchas gracias por pasarte, SAeNcSA ^_^

      Eliminar
  8. Lo "descubrí" hace pocos años, y la verdad es que dentro de lo flojo que es en general tiene un poco de todo y es bastante entrete. Al precio al que se encuentra hoy día no está nada mal.

    Lo que no deja de fascinarme es el diseño de personajes xD Lo considero el pasado, presente y futuro de Tetsuya Nomura. Todo a la vez, y creo que el motivo es obvio.

    Eso sí, al que no puedo tomarme "en serio" es a Kou... curiosamente, su diseño es clavado al de uno de los primeros personajes que creé para escribir, en mis tiernos once añetes. De hecho a veces en vez de llamarle por su nombre le llamo por el de mi creación.

    En fin, buen juego, se deja querer :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo que no te tomas en serio a Kou, si encima el diseño es clavado a uno de tus primeros personajes? Sus patadas giratorias taekwondescas lo hacen mi protagonista favorito (vale, amo a Kou por su fase de disfrazarte de ninja y hacer posturitas, y solo por eso, no te voy a engañar...), pero el tío mola y aún teniendo tatuajes hasta el infinito más allá, es un tipo súperentrañable, y el más desenfadado de los tres. ¡Me encanta!

      Los diseños pues qué decir. ¡Hablan por sí solos! Y me gustan más que los de cualquier Final Fantasy o Kingdom Hearts, también. Hay algo genial en el albornoz abierto de Kaldea, los incomprensibles rulos de Echidna, y los cuernos de Volt. ¡Todos son encantadores!

      Eliminar
  9. Oooh, genial! Cuando salió lo tenía en un pedestal, y no le pude comprar por ser un pre-adolescente de bajo poder adquisitivo, pero me hice un hartón de alquilarlo. Anda que no me lo pasé veces. De cuando Square todavía te sorprendia con cada nuevo juego. Hace cosa de un par de años encontré uno de segunda mano y me deshice de la espina.

    Larga vida a PS2!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. P.D: Sion es el Sora del Bronx.

      Eliminar
    2. ¡¡Qué genial que tú también lo disfrutases tanto!! Al final tenemos un montón de gustos en común, Guifo (Y no solo los Ascos de juego), y este juego ciertamente es bueno para alquilarlo debido a su brevedad. Yo estoy por volver a comprármelo, dado que el disco del mío está pal arrastre ya... A veces he visto el japonés y su manual, más bonito y con más páginas que el nuestro, me tienta... si total no necesito los subtítulos porque ya me los sé de memoria. ¡Larga vida a PS2! (cosa que espero que se refleje en el blog :D)

      Yo quería que se dejaran de llave-espadas y en Kingdom Hearts 3 apareciera Sora con el diseño de Sion y ganas de matar, pero nada... Square Enix nos odia.

      Eliminar

  10. lei SQUARESOFT y me cayo un valdazo de nostalgia por la cabeza. ;(
    peor q suertasa tuviste de tener OCHO añitos y ya con una ps2.. pense q eras mayor! por mi parte la ps2 cayo despues de la dc, y ya tendria unos 22 años. :/ aunq no por ello no eh disfrutado plenamente de psx, la dc o anteriores.. a mis ocho años yo tenia un atari y poco despues y con mucho esfuerzo (ahorros propios), un clon de nes.
    este the bouncer lo jugue en lo de algun amigo pero nunca me llego a interesar demaciado, pero claro, venia con un historial excelso y muy vitaminado.
    suele pasar mucho esto de encariñarse con un juego por gustos o conexion personal, hasta el momento de tu vida influye en cuando uno esta jugando y puede no ser el mismo impacto jugarlo tal o cual dia, o año. yo como enfermo de los videojuegos frecuento mucho hablar de juegos BUENOS (para nosotros), q para la mayoria de la gente son cosas raras o juegos sin popularidad y me los discriminan como porquerias y yo lo acepto jaja. cuando me dicen q un juegazo es una mierda y me doy cuenta q no saben ni de q estan hablando solo digo "es q a mi me gusta de todoo" a veces no tiene sentido intentar abrirle los ojos a la gente. ...ni los quieren abrir.
    ese personaje, q parecido al prota de kingdom hearts :p

    sentimientos parecidos me retrotraen a esa tarde/noche cuando un amigo me trajo shenmue a mi casa para mostrarmelo.. increible!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísima suerte tuve, sí! Aunque empecé jugando con una Game Boy Pocket y una Playstation, a la que más tarde se le añadió la Nintendo 64 (cuando salió Pokémon Stadium). Piensa que en realidad estas consolas eran para mi hermana mayor, así que jugué y vi jugar desde muy pronto, bastante antes de tener mi querida PS2 (pero echando cálculos yo también me he sorprendido). Y antes de los 12 también tuve una XBOX (la primera, no la 360, claro), aunque aquella no fue de lanzamiento. Algún día explicaré la historia de cómo llegó ese bicho hasta mis manos, porque madre mía.

      Pese a todo, yo seguí jugando (y sigo) durante muuuuuuchos años a mi Playstation 1, porque la 2 se me rompió varias veces (y estuve largos periodos sin ella), por problemas de cables, porque hasta que me la piratearon tenía bastantes juegos pero casi ninguno de mi agrado... y porque a día de hoy sigo amando incondicionalmente aquella vieja Playstation que tantos grandes momentos me dio.

      Esto que depende del día es totalmente cierto. La primera vez que jugué a The World Ends With You no me pareció malo pero no pasé del segundo tutorial y, en cambio, la segunda vez que lo probé (un par de años más tarde) no dejaba de alucinar en cómo aquello me pareció mediocre, cuando se convirtió casi instantáneamente en mi juego favorito de DS (cuyo catálogo ya de por sí amo), y en el que creo que es sinceramente el mejor juego que ha producido jamás Square Enix.

      Lo de discriminar como porquerías, pues qué te voy a decir que no sepas ya... ser fan de Baroque en pleno 2016 sigue siendo una tarea dura, y luego volviendo a las cosas normales soy del tipo de persona cuyo Breath of Fire favorito es el odiadísimo Dragon Quarter, o que no le gusta Persona 4. Algunos dirán que no tengo gusto, ¡pero yo soy muy feliz así! Vivan las rarezas.

      Vivir Shenmue en su época debió de ser un fenómeno. Es uno de los clásicos que tengo muy pendientes todavía, algún día... algún día.

      ¡¡Un saludo!!

      Eliminar
  11. Yo no lo compré pero los 5 días que lo tuve alquilado dieron mucho de sí. Me lo pasé unas cuantas veces pero mi mente ha decidido borrar todo lo que sea referente a este juego y sólo ha guardado el hecho de que lo jugué varias veces, que lo alquilé y que la canción del final me gustaba en su momento (tendré que buscarla por youtube a ver si me sigue gustando).

    El alquiler de juegos... qué tiempos.... así descubrí el shadow hearts y mi hermano me borró la partida ¬¬ (meses después me regalaron la ps2 a mí porque la suya se estropeó y tuve el control total de las partidas, muajajajajaja)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Pues te toca refrescar la memoria!! *__*

      El alquiler de juegos cuando aún existían los videoclubs, ay... recuerdo que alquilé el Yakuza 1 y me lo pasé entero así (NO ES PRECISAMENTE CORTO, NO), lo mismo para todos los .hack// que salieron en europa, y esa etapa loca de experimentación en la que alquilaba cualquier juego que me interesara durante 24h porque TENÍA GRABADORA DE DVD'S EN CASA. Así fue como descubrí cosas como jugué cosas del ¿honorable? calibre de Red Ninja, Jade Cocoon 2 (que por mi amor al 1 acabamos comprando esta secuela del videoclub), todos los Dinasty Warriors habidos y por haber, Dirge of Cerberus, y... Drakengard. Echo de menos realmente aquello de alquilar un juego porque te molaba la portada y encontrarte con que te gustaba lo de dentro, ahora vas a la tienda y ya sabes de sobras de qué va cada juego y de qué compañía es.

      Eliminar
    2. No me tientes que lo busco y me lo rejuego XD

      Eliminar
  12. Quería preguntarte Rokuso ¿si haz jugado LISA?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Enrico! Todavía no, pero aunque los juegos indies y yo no nos llevamos muy bien, este es uno de los que SÍ quiero jugar. Es cuestión de tiempo, la verdad.

      Eliminar
    2. Te acuerdas esa sensación de miseria y de soledad que juegos como SMT 3: Nocturne y Dark Souls trasmiten y de estar tú contra el mundo? Pues Lisa lo toma y lo eleva a la enesima potencia, con un universo con el apocalipsis más original que he visto en mucho tiempo: SE ACABARON LAS MUJERES. Y Claro, si jugaste en algún punto la saga MOther y te gustó lo más probable es que este juego también te guste.

      Eliminar
    3. Jugué en su momento a Earthbound y me gustó, aunque me gustaría rejugarlo y probar finalmente su tercer título (que tan buena fama ha cosechado por el mundo) porque lo tengo olvidadísimo, ni sé cuantos años han pasado..., pero tendré muy en cuenta tu recomendación de LISA, ¡gracias! Lo he mirado ahora en Steam para añadirlo a mi wishlist, y aunque sabía que había una edición "especal" (imaginaba que un remake o algo con mejoras), ahora veo que es una recopilación de LISA, arte y OST, y un juego llamado LISA The Joyful. ¿Es este último necesario, o con el LISA original ya me vale por el momento? ¡Muchas gracias!

      Eliminar
    4. Son en realidad una trilogía, LISA sólo, a secas, el segundo es LISA the Painful que es el juego más grande de los tres y que tiene por protagonista un tipo muy maldito, historia toca tangencialmente al primero, por lo que no necesitas jugarlo (aunque es recomendable ya que es gratuito y esta bien hecho)para saber de que va. EL último es the Joyful y es una continuación directa del anterior, es más un de DLC del juego anterior que un juego distinto, pues es mucho más corto y cierra la historia de The painful. los tres son más que recomendables, y son de lo mejor que salió en el 2014, si algún día planeas jugarlos puedes empezar directamene the Painful y no jugar LISA, pero no comiences por the Joyful que no entenderas nada.

      Saludos.

      Eliminar
    5. Genial, ahora sí que me ha quedado más claro ^^. Según me venga, jugaré al primero gratuíto cuando me de el venazo en algún momento, y dejo las secuelas como futuribles. Tendré muy en cuenta tu recomendación, ¡lo prometo! Gracias por todos los comentarios y aclaraciones, Enrico. ¡Saludos!

      Eliminar
  13. Me encanta esta entrada llena de amor por ese juego. Claro que sí, un juego de na puedeser tu mundo si le pillas el gusto, y todo lo demas desaparece. A ti sí que te gustan los videojuegos, joer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias Ruddenskjrik! ^^

      Las tres últimas veces que jugué a The Bouncer quise dedicarle una entrada en el blog (solo con decirte este número, ya debe de darte alguna pista de cuánto me gusta el juego), pero al final era incapaz de hacer una "crítica" (por llamarlo de alguna forma) como tal, si yo solo quería dedicarle párrafos de amor.

      Al final del día tú puedes decir que objetivamente tal o cual juego es lo más perfecto que se ha creado nunca, pero de nada sirve la perfección si no hay un sentimiento visceral que apoye esa afirmación, de la misma forma en que te enamoras de alguien pese a sus defectos y aunque puedas aceptar que tal modelo es más guapo/a, nada puede compararse a los sentimientos que te despierta la otra persona. Y a algunas personas les cuesta aceptar que se pueden amar juegos que no son perfectos (ni se acercan remotamente a serlo) pero que a ti te marcaron por un motivo u otro.

      Gracias por tus palabras siempre ^^.

      Eliminar

Tags

Análisis (166) aventura gráfica (12) Baroque (18) Beat'em'up (9) Drakengard (19) exprimiendo la PSP (27) extrañeza inclasificable (8) Freeware (15) hack'n'slash (8) JRPG (26) luchas (5) MSX (5) NieR (15) noticias (28) noticias del blog (9) OST para recordar (26) PC (73) Persona (17) plataformas (14) PS2 (25) PS3 (42) PS4 (10) PSP (52) PSVita (10) psx (12) Puzles (19) random (13) Reflexiones (2) Retos (7) retro (35) Ritmo (7) roguelike (8) Shin Megami Tensei (15) shmup (19) SNES (3) Viciando a (5) Visual Novel (26) WRPG (3)