martes, 1 de septiembre de 2015

Viciando a... (III): Metal Gear Solid: Peace Walker

Mañana sale The Phantom Pain. De hecho, HOY sale The Phantom Pain, porque es el momento en el que se publicará esta entrada (la inspiración llega sin avisar y ya son las 2 de la mañana, así que técnicamente...). Supongo que algunos ya lo estaréis jugando, otros lo compraréis de salida, otros esperaréis a que baje de precio como personas sensatas, y muchos de vosotros simplemente lo ignoraréis porque no os irá este rollo. Yo no podré jugarlo hasta el día 7. Ya expliqué como entré en esta saga, pero mi primera vez con Peace Walker es algo que no voy a olvidar nunca porque, a su vez, fue mi inicio con la PSP, aunque hacía casi dos años que la tenía. En un día tan especial como hoy, quizá toca rendir homenaje a uno de los mejores juegos de esa gran portátil.

Qué bonitas llevaba yo las uñas en el 2010.

¿Gran consola PSP? La verdad es que, la primera vez que la probé, flipé. Mi primer juego fue Top Spin en una consola que llegó a mis manos prestada, y que junto con el estupendísimo Luxor, me robó el corazón. Es decir, jugar a Top Spin en una portátil de forma idéntica que en PS2, ¡ESO ES INCREÍBLE! Aluciné en colores con ella, además de los emuladores que traía y que me dejaron flipando al poder jugar por fin al Medarot Navi en una consola portátil. Y ese mismo año (allá por las navidades de 2008) me la regalaron. En teoría venía pirateada, pero en aquella época mi PSP 2000 se tenía que abrir con un custom firmware no permanente llamado ChickHeN que era horripilante porque funcionaba una de cada cincuenta veces, aproximadamente (la estadística es bastante realista, dado que un día me puse a contarlas y a los 40 intentos me rendí y a poco no lancé la consola por la ventana). Mi PSP no iba igual de bien que la que me habían prestado, que era una PSP-1000 pirateada con aquello de las baterías pandora (ahora me parece algo prehistórico, pero en 2008 eso era lo más), y el único juego que tenía era el de Wall-E, que venía con la consola, y que no tardé más de diez minutos en apagar.

Lo mío con Luxor fue un flechazo

Mi PSP se moría de asco, porque no me compré ningún juego y no me regalaron tampoco ninguno. Mientras que la DS lloraba en la mesita de noche por su explotación suprema y por el maltrato que sufría cada día al caerse al suelo cuando yo me quedaba dormida jugando, la PSP cultivaba más y más polvo, y hasta fue guardada en su caja para fingir que ese error de desearla no había ocurrido nunca. Pero un buen día ocurrió lo inaudito, lo sorprendente, lo surreal: se anunció Metal Gear Solid: Peace Walker, en exclusiva para PSP. ¡Un juego de PSP! ¡Un Metal Gear! Y tenía pintaza a juegazo, la madre que lo parió, ¡si había bazookas, robots gigantes, infiltración, radio, era portátil, y hasta tenía misiones de Monster Hunter! Nunca me gustó Monster Hunter pero qué cojones, nada podía salir mal. Así que por segunda vez en mi vida (la primera fue con Persona 4; una historia que explicaré otro día porque da para crónica de la desesperación), me decidí a comprar un juego de salida.

Es decir, ESTO EN UNA PUTA PORTÁTIL.

Lo seguí desde que se anunció. Me tragué cada tráiler, cada pequeña información que salía, me comí el hilo completo de Peace Walker en EOL, y sufrí inmensamente por el (pequeño) retraso que había con japón. Apunté el día en mi agenda, y di tanto la tabarra en clase con el puto Peace Walker de los cojones (aún no tenía un twitter o un blog para desatar mi lado fangirl), que cuando me enteré de que en GAME me lo daban un día antes y lo tuve en la mano, mi mejor amigo me obligó a ir a su casa para ver qué tenia el Metal Gear ese que molaba tanto. El pobre chico nunca estuvo interesado en los videojuegos, pero como iba yo contando los días hasta PW desde hacía meses, supongo que querría saber qué había dentro de la caja, y fuimos a su casa para que pudiera ver lo guapo que salía Big Boss en la portada. Mirando fotos viejas de archivo de fotolog, he recuperado una de las fotos originales de aquel día, la que encabeza la entrada, y vaya recuerdos. Conseguí mi Metal Gear Solid: Peace Walker el 17 de junio de 2010, un día antes de su fecha de salida oficial y el mismo día que terminé las clases. Ya os podéis imaginar lo que ocurrió...

PORTÁTIL

Vivía en la conchinchina y en verano no lo tenía tan fácil para llegar a la civilización en coche, así que me dediqué a jugar a Peace Walker, el Metal Gear Solid 5 (que no V) según Kojima, y que no llevaba el numerito porque era un juego portátil. Iba a explicarnos los orígenes de Big Boss, tendría una historia cuidadísima, sería importantísimo dentro de la saga, revolucionaría su jugabilidad, y además tenía una escena tan chunga y controvertida que en Japón había sido censurada (a día de hoy aún no sé a qué escena se refería). Cuando lo probé, me sentí un poco dividida: todas esas promesas eran falsas. La historia era una broma, era innecesaria, no añadía nada nuevo, metía maquinaria modernísima en los años 70 (luego TPP lo ha llevado al límite), y el control no era una patata pero sí que era rarísimo.

JUEGO PORTÁTIL, FLI-PA.

Pero también me encontré con un juego larguísimo, divertido, con varias formas de resolver las misiones, con el manejo de Mother Base entre misiones, con las cintas de video, y dividido en misiones que realmente le daban el carácter de un juego portátil y que lo distinguía de sus hermanos mayores. Muchísimas armas, muchísimas cosas desbloqueables, el bendito fulton, y una fiebre inmensa por hacerme absolutamente todas las misiones con el mejor tiempo y ránking posible. Al principio no entendía una mierda de cómo se controlaba aquello, pero acabé haciéndome a la idea tras las primeras horas.

Lo que me llegué a reír en momentos así.

La historia de PW me pareció una cagada monumental, una broma que llegó demasiado lejos en medio de una borrachera. Pero todo lo demás era tan divertido y disfrutable que me dio absolutamente igual durante las tres intensísimas semanas que lo jugué, en las que le eché al juego la friolera de ochenta horas. OCHENTA HORAS. No hace falta decir que jugué sola en mi ermita de las montañas (porque tampoco tenía internet para jugar con gente, aquello era una desgracia), y que de haber tenido con quien comparar puntuaciones o hacer misiones en compañía, le hubiera echado el doble... pero todo tenía que acabarse, supongo. Llegó un punto en el que tenía los mejores soldados posibles en Mother Base robados de las WiFi de mis vecinos (eran la motivación para salir de paseo y jugar menos horas a Peace Walker), las mejores armas, me pasaba todas las misiones usando un plátano en vez de una pistola, y lanzaba fultons con mi bazooka. Todo S's, todo tiempos bajísimos... y abandoné al fin.

Y ahora me diréis que MGS4 era mejor que esto.

Ochenta horas. ¿A cuántos Metal Gears he jugado tanto? ¿A cuántos juegos he jugado tanto? ¿Y en PSP? Quizá el único Metal Gear que se le pueda acercar es Snake Eater, pero aún así, creo que ni de lejos. Porque el año pasado me compré el Ground Zeroes por traer el port HD de Peace Walker, y lo volví a gozar. Esta vez solo jugué veinte horas, pero todas ellas en cooperativo, y me pareció igual de divertido. El mes pasado incluso volví a echar unas partidas en buena compañía, y sigo pensando que esto es genial.

Luego decís que la PS3 no mueve TPP, pero mirad lo que hace una PSP.

No es mi Metal Gear favorito, aunque podría serlo perfectamente, y sin duda es uno de mis juegos favoritos de PSP. Creo que Snake Eater siempre tendrá el primer puesto en mi corazón, y me resultaría difícil poner como número uno un juego tan centrado en pura jugabilidad cuando la saga es más bien una película tras otra y lo que más engrandecemos es su historia, pero Peace Walker fue para mí el juego que me hizo descubrir el poderío de mi (ahora muy querida) PSP, condenada al ostracismo durante años.

Realmente lo elijo porque PW tenía el Fulton,
pero Snake Eater tenía CABEZAS DE COCODRILO.

Hoy, me compro por tercera vez un Metal Gear de salida: The Phantom Pain. No sé si cumplirá todo lo que promete: tengo la sensación de que el juego no va a ser ni la mitad de impactante de lo que nos lo pintan los tráilers. Pero si los gameplays son como los que se han visto, usando el fulton hasta en las putas cabras y poniendo muñecos hinchables que imiten a Snake, creo que puedo descansar tranquila y esperar que, después de todo, habrá valido la pena la inversión. Aunque yo ya no sea la misma chica ociosa que vivía en medio de la nada, con ganas de estrenar su consola en un verano aburrido y con cosas más importantes que jugar a toda hora, quiero creer que la magia sigue ahí, intacta, aunque nunca alcance las ochenta horas de juego; y mucho menos las cien. Solo el tiempo lo dirá.


15 comentarios:

  1. Yo de Metal Gear jugué muy poco, solo un poquito a Snake Eater, pero aunque me parece buen juego no he practicado bastante como para jugar medianamente bien y matan al principio xddd
    Este también tiene muy buena pinta, y para ser PSP luce de maravilla. PSP tiene algunos juegos que parece mentira que hayan salido en una portátil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buffff, a mí me costó un cojonaco la primera vez, a parte que tenía la obsesión de llamar por el codec a todo el mundo cada vez que veía una cosa nueva, y aquello se alargó HORAS Y HORAS. Jugué en modo muy fácil la primera vez porque el control era superior a mí. Siendo Splinter Cell mi referente de juego de sigilo durante toda una vida, el MGS3 me pilló muy WHAAAT?, así que si realmente te interesa el juego, también podrías empezar por ahí ;D

      PSP tiene juegos que gráficamente, JO-DER. El PW y el Prinny son dos de los más flipantes, junto con el Tekken. Es bonito tener una PSP.

      Eliminar
  2. Ya nos contarás tus andanzas en Phantom, Rokuso. Tengo curiosidad de ver lo que puede hacer el perro espia con implantes cibernéticos.

    Estoy de acuerdo a la mayoría, PW no es un cancer, solo viendo la calidad grafica del juego y la versatilidad a la hora de jugar nos muestra que estamos ante un titulazo menospreciado. Pero, si es verdad que se respira diferente a los demas Metal Gear, aunque es eso, un spin off de la franquicia, no le demos más putas vueltas. Imprescindible de la PsP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento hoy amazon me lo ha enviado y parece que me llegará el lunes que viene. Estoy entre soportar la pena en silencio o hacer un twitch en directo que siga el recorrido del Metal Gear por españa gracias a mi código de seguimiento, y que cada vez que se pare en un sitio salga yo llorando a moco tendido en una esquina de mi habitación. Pediría donaciones, y todas las recibidas irían a parar a doblar el presupuesto de NieR 2 (que aún recibiendo 3 €, sé que sería una gran ayuda para ellos). Brillante, lo sé.

      ........

      ¡Ahh, sí, sobre Peace Walker! La verdad es que es el Metal Gear menos Metal Gear que he jugado (quizá TPP se lleve el título, no lo sé), pero introdució cosas que ahora parece que serán importantes: las cintas de casette, la ausencia del códec, el fulton, jugar por misiones, la gestión de Mother Base... Espero que la estupidez suprema del juego y los plátanos también aparezcan en TPP. Spinoff o no (ahora parece que le quieren dar importancia a su historia... no me entra en la cabeza, en serio XDDD), para mí, un juegazo como la copa de un pino.

      Eliminar
  3. Mi primera experiencia con Metal Gear Solid fue con el de PSX y su primera pantalla, 2 o 3 soldados, no recuerdo, y debías llegar a un jodido ascensor. Cosa que no conseguí, siempre me detectaban, llamaban a más soldados, se liaba una movida bien gorda. Muchas veces volví a intentarlo porque es una saga que quiero jugar. Pero seguían acribillándome antes de alcanzar el ascensor. Antes de poder inyectarme mi primer chute de clonazepam, prender mi primer cigarrillo y darle unas caladas detectando trampas láser, antes siquiera de que Psycho Mantis me sorprendiera con sus delirantes formas de romper el cuarto muro, Metal Gear Solid había puesto una barrera de entrada inaccesible para mí, gritándome al oído, o más bien susurrándome para que no le detectasen los guardias, que los juegos de sigilo no son lo mío.

    Por suerte, ahí estaba siempre R-Type Delta. Cada vez que los dos primeros soldados (o tres primeros soldados, no recuerdo) me mataban en la primera pantalla de Metal Gear Solid, sacaba el disco de Metal Gear de mi PSX y volvía a introducir el de R-Type Delta. Gratificado con esa incomparable sensación de poder destruir, hacer explotar millones de cosas. Pensaba que si en Metal Gear Solid me dejasen montar en la cabina de mi R-9A Delta, esos jodidos soldados del infierno que no paraban de llamar a otros de una forma cobarde en vez de encararme como hombres, habrían mordido el polvo. Y no sólo los habría hecho explotar en un millón de partículas con mi R-9A Delta, sino que habría destruido su estúpida su base con ellos, en una explosión dramática final llena de slowdown.

    Dicho todo eso, AMO la obra de Hideo Kojima. AMO las tramas de espionaje. Me apasionan las historias ambientadas en la Guerra Fría. Es una de mis obsesiones. Y habré visto cada maldito juego de Metal Gear jugado por youtubers varias veces. Sigue siendo, de hecho, un misterio insondable para mí que alguien sea capaz de superar su primera pantalla. La desgracia es que es uno de los dos únicos géneros que no podré disfrutar nunca por no estar hechos para mí, siendo el otro el de los juegos de terror. En realidad, para mí las mecánicas de sigilo son una evolución desquiciada del survival horror. Me sugestiono demasiado, sufro, no disfruto, no me gusta ese estado de tensión en que me sumergen mientras intento correr hacia esa esquina del pasillo donde podré evitar ser detectado. Zelda Spirit Tracks de DS era uno de mis juegos más esperado en años (por ser un Zelda anacrónico y marciano sucesor de Majora’s Mask), y lo abandoné también en su primera pantalla porque alguien tuvo la genial idea de plantear una escena de sigilo evitando ser detectado por guardias.

    Dicho todo eso, para mí además Metal Gear Solid V tiene el handicap de salir a la venta en la misma semana que el mucho más esperado cruce psicótico entre Hotline Miami, Space Channel 5 y el Solid Snake: Metal Gear 2 de MSX2:

    https://www.youtube.com/watch?v=Kswq0gX49WY

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caray, ¡vaya relato! A mí me pasó un poco al revés. Los juegos de sigilo, en los que la idea es esconderse y si puede ser que no te vean, me parecen lo más, y disfruté enormemente de Splinter Cell, de Deus Ex, de Human Revolution... aunque al principio MGS no me gustó, porque justamente su historia me sobraba. Pero bueno, luego cuando ya fui mayor, también disfruté mucho de Metal Gear, aunque el control me chocó mucho.

      Sobretodo disfruté las paridas del camuflaje en el 3, junto con la caza y el códec. Lástima que no te guste el género, pero qué le vamos a hacer... el único género que no soporto de ninguna manera en absoluto y que odio con toda mi alma y que nunca me verás jugar es el de carreras y aún así acabé encontrando un juego que me gustó (Wipeout: Pulse), pero supongo que no es lo mismo para todos. Pero jugar a R-Type me parece una estupendísima alternativa a Metal Gear, la verdad. Yo también tenía mi desestresante personal cuando el Drakengard 3 me ponía demasiado de los nervios y me dividía entre tirar el juego por la ventana o defenestrarme yo. Qué tiempos.

      Pero oye, gustándote Kojima (yo le tengo una tirria tremenda, aún amando Metal Gear) pero no gustándote el sigilo, ¿has probado Snatcher y/o Policenauts? Lo digo porque justamente el otro día salió el tema de las VN'S. A Snatcher no he jugado, pero dejé Policenauts en el disco 2 por circunstancias de la vida, pero pese a su fanservice salido de la nada metido con calzador en medio de la historia, creo que valía bastante la pena. Simplemente lo abandoné en medio de una mudanza y cuando volví me enteré que estaban haciendo un parche al español, y habiéndolo dejado abandonado tanto tiempo que iba a reempezarlo, ya me esperaba que estaba jugando a otra cosa. Los valores de producción son sorprendentemente altos para una VN, por cierto.

      P.D.: vale, admito que el último párrafo me había confundido, pero tras ver el vídeo no tengo ni puñetera idea de en qué demonios consiste el juego. Hoy te llevas el premio, nalgas XDDD.

      Eliminar
    2. Oh, el vídeo era de Party Hard. Un juego de sigilo que parte de la premisa de que tenemos unos vecinos ruidosos que siempre están haciendo fiestas y no nos dejan dormir, así que optamos por la solución más racional y lógica de bajar a la fiesta, infiltrarnos en ella, bailar y emborracharnos, para ir progresivamente asesinando de la forma más creativa posible a todos y cada uno de los asistentes a esa fiesta. Con partes generadas al azar como en un roguelike y un nivel de locura y desvarío como no se veía en un juego desde el Super Amazing Wagon Adventure, que ha sido la mierda más genial que he comprado a un camello en una esquina.

      Llevo siguiéndolo meses y da la casualidad de que como su desarrollador debe ser un kamikaze, siendo de sigilo, lo ha sacado con unos días de diferencia con respecto a Metal Gear Solid V. Aún no lo he jugado, porque bien, es de sigilo y destrozará mis nervios. Pero es de esas cosas que en una futura oferta le daré una oportunidad sí o sí. Aunque sólo sea porque tiene un botón para hacer pasos de baile, y desde Space Channel 5 AMO los juegos que me permiten hacer pasos de baile con un botón, todos deberían tener un botón así.

      Ese sería, por cierto, otro subcapítulo interesante en la historia de los videojuegos. Los juegos que fueron tan SUICIDAS de salir al mismo tiempo que Metal Gear Solid V, que debe ser el lanzamiento que más hype ha generado en la industria en décadas.

      Y el título que se llevaría la palma sin duda dentro de ese subcapítulo, sería el jodido Exile’s End. Hecho por un australiano loco que se fue a vivir a Japón y ha montado su compañía de un solo hombre allí. Y que para hacer su juego, ha contado con la ayuda del compositor musical de Ninja Gaiden para la NES, y con artistas que colaboraron en Mother 3 para las cinemáticas. Que encima no lo ha hecho influenciado por un solo juego de NES o SNES, sino por la estética de los juegos europeos de Amiga 500.

      De hecho, esta semana lo tienen en oferta y con una promoción que regalan la banda sonora de Keiji Yamagishi. Así que por esos 7,64 por los que sale juego más banda sonora, dudo que me resista este fin de semana.

      Y el Snatcher, por ahí lo tengo en la Wii que tengo conectada a mi televisión de tubo sólo por el placer de jugar a los juegos de Megadrive y Mega-CD en el ÚNICO emulador cycle-accurate creado, y que da una salida de imagen a 240p con unas scanlines perfectas, no como todos esos emuladores de mierda para la XBox original que dan una imagen interlazada. Se llama Genesis Plus GX, y es tan jodidamente bueno que no sólo logra recrear con una fidelidad absoluta cada cartucho o CD, es que además emula a la perfección cosas que ni siquiera el emulador de Megadrive oficial de la Virtual Console hecho por la gente maja de M2 logra mover bien, como Alien Soldier.

      El puto problema es que cada vez que enciendo la Wii pensando vamos a dedicarle más de 10 minutos al Snatcher, me topo con el Fatal Labyrinth al que acabo echándole 5 horas, y el Super Monkey Ball de Gamecube al que acabo echándole otras 10. Por lo que se quedará en esa pila de cosas pendientes por jugar, al lado de Super Mario Galaxy 2. Mismo tema por el que no puedo jugar a 999, o tengo la traducción que hicieron de 7th Dragon con una partida a medias. Cada vez que enciendo la DS, me es difícil sucumbir a la tentación de Space Invaders Extreme y Shiren the Wanderer.

      Alejaos de todos ellos, zagales.

      Eliminar
    3. hermosa la wii.. al igual q la psp y sus emuladores, ella tiene lo suyo =)

      Eliminar
    4. Luciano, lo de la PSP para emuladores es un mito infundado. Una de esas leyendas urbanas que inexplicablemente, no sé sabe muy bien por qué, quizá porque la gente no jugó a los sistemas originales, circula por internet, la bola se va haciendo más y más grande y entras a cualquier foro y con un par de cojones u ovarios lees esa cantinela repetida de máquina perfecta para emuladores.

      Soy un purista de la emulación que JAMÁS jugaría algo que no fuese 100% cycle-accurate. Y para el que además, el uso de un shader BIEN CONFIGURADO que simule un televisor CRT y haga una reproducción EXACTA de las scanlines es imprescindible si el emulador no se va a conectar a una pantalla de tubo que dé una salida 240p (cosa que en PC requiere una gráfica especial modificada, y que en consolas de sobremesa sólo logra la Wii, ni siquiera la WiiU donde eliminaron el modo 240p).

      La PSP es NEFASTA para la emulación. No sólo por el tema de shaders CRT que sería inalcanzable para la consola, pues no tendría la potencia suficiente. Y hablo de shader CRT, no de esos cutre filtros de scanlines que se usaban antes y que lo que hacían era superponer un overlay. Un shader CRT es algo muy COMPLEJO que retoca la imagen a muchos más niveles, para crear en cada pixel la sensación de que es una tele de tubo.

      Es que además, en PSP no existe ni un solo emulador cycle-accurate.

      Por ejemplo, el que hay de Megadrive, Picodrive creo que era ¡Su sonido es nefasto! Para empezar, da unos colores DEMASIADO vivos y saturados que no se corresponden con la paleta original de Megadrive. Pero es que lo del sonido, ¡haz la prueba con el Gynoug, uno de mis shmups favoritos! Mientras que es IMPOSIBLE encontrar una sola diferencia entre ejecutarlo en una Megadrive NTSC o en el Genesis Plus GX de Wii… en PSP CADA jodida nota musical suena a destiempo, tiene variaciones en el pitch de cada nota, las ondas de sintetizador no son fieles. ¿Quién en su sano juicio querría jugar a una obra maestra como Gynoug, SIN SCANLINES que arruinan el arte tal y como fue concebido originalmente, con colores SATURADOS que no son fieles a la paleta original de una Megadrive y con una banda sonora que petardea? Cuando lo auténticamente genial de la Megadrive es que Sega estuvo tan loca de lograr encerrar todo un sintetizador Yamaha YM2612 dentro de un aparato doméstico destinado al consumo de masas.

      Y del resto de emuladores mejor ni hablar. Porque el de SNES sólo tira algunos juegos, unos pocos juegos, con bajadas en el framerate y recurriendo a mil hacks que hacen que los juegos no sean 100% exactos. Para eso, me quedo con el Higan para PC.

      Más sangrante todavía el caso de NES. Ya que mientras que con SNES sí se ha logrado con Higan algo que reproduzca con un 100% de fidelidad una SNES usando técnicas de cycle-accurate, ni siquiera en PC existe algo tan bueno. Sólo el Punes ha alcanzado un 98%, no con todos los mappers, y eso teniendo en cuenta que uno sepa buscar en internet (lo que no es FÁCIL) una ripeo de la paleta original de la NES para la Virtual Console de la Wii.

      Y si ya en PC reproducir una NES en condiciones es una quimera… en PSP dan ganas de llorar. Con esa paletas de colores chillones. Y esos emuladores basados en FCEUX, que no logra reproducir siquiera Super Mario Bros con un 100% de fidelidad.

      La PSP, la única cosa que emula bien es la PSX. Y aún así, sería MUY DISCUTIBLE ver hasta qué punto arruina la imagen en muchos juegos el no tener una salida 240p auténtica, o cuando menos, un intento de reproducir las scanlines originales. Existe un ABISMO de diferencia entre jugar a R-Type Delta en la pantalla LCD de PSP, o un televisor de tubo con scanlines. Así que incluso para emular PSX, me quedo con Mednafen en PC y Reshade para configurarle las scanlines.

      Eliminar
  4. jajajaja!! q casualidad, yo estrene mi psp con luxor entre otros pocos. je resulta q la compe pirateada y venia con un juego cargado, fea desilucion cuando el juego mencionado era el PES 2xxx asiq lo vi por mirar y la apague. como estaba de viaje y queria volver a mi casa aprovechando su portabilidad, aproveche el poco tiempo q quedaba para descargar algun juego liviano ya q la conexion era pesima y no podia bajar nada q pese mas de un centenar de mb. asi fue como solo pude descargar luxor, lumines y castlevania dracula x.
    para mi peace walker debe ser el juego con mas poderio tecnico de psp. es increible q ese juego sea portatil.
    sobre las horas, estoy seguro q tpp las supera largamente, no solo por el coop y el pvp de mother bases, sino q a demas se va a adherir el MGO (en el mgs4 lo jugue muchisimo) y en estos espacios tan abiertos mejor! y por decir q segun las reviews el juego supera las 100 misiones, y dura 40 horas completar la campaña principal sin detenerse a hacer cosas secundarias. asiq ya estamos avisados.
    todo el mundo estuvo rejugando los metal a dias precios a la salida de phantom pain XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el Castlevania no lo sé, pero creo que con el Luxor y el Lumines ya tuviste justo la diversión portátil que se espera de esta consola. Sobretodo el Luxos. Lumines es un Tetris raro hipervitaminado y por tanto es perfecto, pero yo al menos cuando vi el Luxor pensé que sería una basurita de juego casi-flash que sale en 14 plataformas diferentes y en todas está hiperdescuidado. Y la verdad, imposible estar más lejos de la realidad...

      La verdad es que, como juego en 3D, Peace Walker es verdaderamente impresionante para lo que es PSP. Jugando en sobremesa, es verdad que se notan cosas de que es un juego portátil, ya no en gráficos sino por tener zonas pequeñas y divididas. Pero aún así, OLE.

      Lo de la duración de 40h de la campaña principal de TPP me da miedo, porque Ground Zeroes me duró más de 3h y me perdí por el mapa (y mira que es pequeño), así que TPP puede acabar durándome muchas solo para la historia. Ir a por el 100% ya no sé si lo haré, porque el autosave que se gastaba el GZ fue justamente lo que evitó que lo hiciera...

      MGO de MGS4 y MGS3 nunca pude probarlos, así que le tengo muuuuuuchas ganas a este ^___^, supongo que lo comprarás para PS4 y los servidores no serán compatibles, pero si por un casual acabas con la versión de PS3, espero que nos echemos unas partidas :D

      Eliminar
    2. si se lo voy a regalar a un amigo en ps3, pero por mas q quisiera jugar online desde la ps3 no creo q sea compatible con mi personaje de la 4. de mas esta decir q el modo online lo usaria despues de completar el juego en su modo campaña personal y al parecer son muuuchas horas jaja pero en fin, el online de mgs IV era buenisimo y adictivo, con todas sus carencias. ahora, con esta bestia va a haber juego para rato.
      otra cosa es q yo ese juego lo voy a agarrar bastante tarde porq tengo unos pendientes presentes q demandan su tiempo. asi tambien tengo planeado rejugar toda la saga en HD antes de tpp jeje

      Eliminar
  5. Este juego es una locura. Yo, un año después, no se aun si es serio o es una parodia de la propia sga. ¿IA cantarinas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sikus, yo hace cinco que me lo pasé y ni volviendo a jugar ha tenido sentido. De hecho, creo que ha tenido menos.

      Ayyyyy, si solo fueran las IAs cantarinas.......... XDDDDDDDDDDDDDD

      Eliminar
  6. Yo como siempre...no lo he jugado x(
    Peazo entrada!

    ResponderEliminar

Tags

Análisis (166) aventura gráfica (12) Baroque (18) Beat'em'up (9) Drakengard (19) exprimiendo la PSP (27) extrañeza inclasificable (8) Freeware (15) hack'n'slash (8) JRPG (26) luchas (5) MSX (5) NieR (15) noticias (28) noticias del blog (9) OST para recordar (26) PC (73) Persona (17) plataformas (14) PS2 (25) PS3 (42) PS4 (10) PSP (52) PSVita (10) psx (12) Puzles (19) random (13) Reflexiones (2) Retos (7) retro (35) Ritmo (7) roguelike (8) Shin Megami Tensei (15) shmup (19) SNES (3) Viciando a (5) Visual Novel (26) WRPG (3)