sábado, 22 de junio de 2013

[PS2] Chulip

Había una vez una diminuta compañía de unos veinticinco empleados llamada Punchline. Sólo realizaron dos juegos: el primero fue Chulip y el último fue Rule of Rose. Cierto es que la mayoría de reseñas lo clasifican como lo peor que han visto en años, pero la cantidad de juegos odiosos para la crítica que me gustan es absurdamente alta, empezando por el propio Rule of Rose. Ni me molesté en leer los análisis, sólo sus predecibles conclusiones: “demasiado japonés” “demasiado aburrido” “demasiado frustrante” “demasiado raro”. Así que decidí probarlo yo misma para formarme mi propia opinión, que al fin y al cabo es la que más me importa. En el fondo de mi corazón sabía que Chulip iba a ser una mierda, pero era un juego tan hortera que tuve que darle una oportunidad.


Empecé más como una coña que por otra cosa. Vale, es de los creadores de MOON: Remix RPG Adventure (mi juego más hypeado hasta que anunciaron Drakengard 3), que posteriormente hicieron el famoso Little King's Story. Pero es que no he jugado ninguno de los dos, es posible que los odie con toda mi alma. No obstante, la idea de Chulip es que es un RPG en el que, en vez de luchando, la experiencia se gana besando a la gente. ¿Cómo iba a no jugarlo? Es demasiado absurdo para dejarlo pasar: la clase de bizarrada a la que juego para echarme unas risas. Y así, empezó mi curioso viaje por Long Life Town.



La idea es que un niño se muda junto a su padre a la pequeña ciudad de Long Life Town, aunque por el camino sueña con una bonita niña a la que besa apasionadamente tras jurarse amor eterno mutuamente. ¡Ah, sólo era un sueño! ¿O no? Pronto se la encuentra en la ciudad (¡sí que existe!), pero ella le parte el corazón al rechazarlo. El niño vuelve a casa con el corazón roto pero su padre, que siempre está ahí para animarlo, le dice que tiene que esforzarse para conquistarla. Debe fortalecer su corazón (subiendo de nivel), mejorar su reputación, y escribirle la carta de amor perfecta.


Esto, que parece tan simple, no lo es en absoluto. El protagonista y su padre son nuevos en un pequeño pueblo y, lo que es peor: son pobres, increíblemente pobres. La gente del pueblo se aprovecha de ésto y cualquier cosa mala pasa a ser culpa de nuestro personaje, el niño pobre, por lo que hay que mejorar su reputación para evitar éstas cosas. ¿El primer paso? Procurar la felicidad de todo el mundo. En el extraño mundo de Chulip, la gente te besa cuando te está profundamente agradecida (y los habitantes del mundo subterráneo hasta te dan dinero), sólo has de descubrir qué es lo que necesitan.

El parque está llenísimo de peligros mortales. No es coña.

Realmente la historia fue una agradable sorpresa. No es profunda, no es adulta, no es una deconstrucción del género... y tampoco lo necesita. Contra todo pronóstico está muy bien presentada, es entretenida y no se hace para nada soporífera, cosa que agradezco muchísimo: siempre me apetecía seguir adelante, y lo simpáticos que son todos los personajes hizo que cada vez que me ponía a jugar se me dibujara una sonrisa de oreja a oreja preguntándome con qué cosas me sorprendería Chulip ése día.


No obstante, no todo fue tan bonito. No os voy a mentir: Chulip tiene algunos problemas graves, muy muy graves. Aunque el juego te invita totalmente a la exploración y no es en absoluto lineal, se pasa tres pueblos. En algunos casos te dan pistas (muy rebuscadas, pero vale), pero en otros no tienes ni idea de qué hacer y es imposible pasarlo sin guía (de hecho el manual en sí mismo es una guía, imagináos). Además, el personaje es tremendamente lento (sólo puede caminar o ir de puntillas), y el margen de error es mínimo. No hay combates, ni uno, pero se puede morir por muchas cosas. Empezamos con cinco corazones de vida, que van aumentando con tus niveles. ¿Que te encuentras una caca? Pierdes corazones. ¿Que la caca es grande? Pierdes más corazones. ¿Que lees un cómic y al niño le resulta aburrido? Pierdes más corazones. ¿Que no sabías que de noche el encantador policía te dispara si te ve? Doce corazones menos.

MUERTE INSTANTÁNEA.

El problema real no es morir, sino no ser consciente en absoluto del peligro hasta que ya es demasiado tarde (aunque debo confesar que hasta las muertes me resultaron muy simpáticas). En niveles un poco más avanzados éstas situaciones no son ningún problema, pero en los dos o tres primeros pueden acabar en una muerte instantánea, y los puntos de guardado están muy dispersos entre ellos. La barrera inicial para jugar es... bastante grande.

Personalmente, el poli siempre me dio mal rollo...

Cuando llevaba un par de horas y había conseguido subir un par de niveles, vi la luz: conseguí -por casualidad, claro- la mejora que te da la capacidad de correr, lo que hizo que el personaje fuera al menos el doble de rápido. Fue ahí donde empezó el juego de verdad, pues pude moverme a gusto por todos los lugares sin tardar horas en ir de un lugar a otro. Horas dentro del juego, claro: en la esquina superior derecha hay un reloj funcionando a toda velocidad (unos treinta segundos en la vida real equivalen a una hora dentro del juego, más o menos), que se para cuando estamos mirando nuestro inventario o hablando con algún personaje. Éste sistema tiene un fin: cada personaje tiene una rutina, y según la hora del día a la que les hablemos, sus diálogos y comportamientos cambian. El doctor duerme durante el día, es todo un caballero por las tardes, y de noche saca su doble personalidad saliendo con una jeringuilla gigante a buscar “voluntarios” para extraerles sangre. Es por cosas así por las que Chulip resulta encantador.


Hay dos tipos de personajes a los que podemos besar: los normales (personajes con rutinas y diálogos, a los que puedes perseguir por toda la ciudad y ver qué hacen en cada momento), y los de la ciudad subterránea. Éstos últimos sólo salen de sus agujeros a ciertas horas, y tienes que estar en el momento y lugar adecuados para poder besarlos (lo bueno es que no suelen requerir requisitos especiales o quests extrañas). Algunos son sencillos, otros necesitan que te intereses por lo que buscan (por ejemplo, cierta tortuga sólo te besará... ¡si tu personaje está desnudo!), pero es divertido descubrir qué es lo que quiere cada uno, y encontrar cómo dárselo: lo mejor es tomárselo como un pequeño puzle.


El mundo de Chulip es de lo más extravagante y divertido, pero en ocasiones también es muy siniestro. ¿Que te paras en un banco del parque? Un desconocido con pintas chungas se ofrecerá a darte un masaje que no podrás rechazar. ¿Que te vas al hospital a según qué horas? Puede que te encuentres merodeando a un fanático del BDSM que te clave a la pared. ¿Que quieres ir a los baños termales? ¡Bueno! Hazlo y, si quieres, podrás salir desnudo a la calle y buscarte que te detenga la policía. Por no hablar de las apariencias de algunos habitantes: una cabeza con pies y manos, una señal de tráfico con boca, un hombre metido en un barril..., todo ello planteado con un estilo desenfadado y totalmente humorístico, que en muchas ocasiones hasta se ríe de sí mismo, pero que otras veces te deja... inquieto, cuanto menos.


Pero es precisamente por el tono desenfadado del juego que algunas escenas me han sorprendido tanto: un profesor desesperado que, tras varios meses sin cobrar, decide robar la pertenencia más valiosa de su jefe para poder vivir ahora que está en el paro. O un músico sin trabajo que apenas tiene para comer, y que cuando consigue al fin un empleo, se ve contrariado porque ahora que tiene el dinero pasa demasiadas horas trabajando y siente un vacío en su interior: ha perdido su pasión por la música, y ya no sabe cómo ser feliz. Ninguna de éstas historias entra en un drama excesivo (ya digo, todo el juego está planteado como una comedia), pero al menos a mí me han chocado muchísimo, pues son historias muy realistas -pese a las apariencias absurdas de la mayoría de personajes- que no esperaba encontrar aquí. Con esto no quiero decir que tenga una historia adulta y madura (no la tiene, y además es muy simple), pero no deja de tener cosas que sorprenden y chocan con tu concepción previa de lo que vas a encontrar. Problemas cotidianos que podrían ser los tuyos, los de tu familia o los de tu vecino. Y es por esa proximidad que Chulip te llega al corazón.


Hay varias áreas para explorar, y todas ellas son accesibles desde casi el principio gracias al tren. Una de las mayores quejas de los jugadores son los tiempos de espera (el tren no está ahí esperando a que tú llegues, sino que has de estar allí a la hora a la que sale, y si no llegas a tiempo, el tren no te espera aunque esté delante de tus narices, como la vida misma vamos), pero la verdad es que hay tantas cosas que hacer -y formas de que el tiempo pase automáticamente- que no se hace pesado, simplemente tienes que aprender bien cómo funciona el juego.

Éste te lee el futuro. Si la predicción es mala, pierdes corazones. Más aún.

El aspecto gráfico de Chulip me parece bastante destacable dentro de sus posibilides, por varias razones: está hecho por un equipo muy pequeño, fue su primer juego de PS2, y fue uno de los primeros de la consola (pese a que cuando salió en occidente ya había fecha para la PS3), no hay mucho de lo que quejarse. Colorido y cumpliendo con lo que se espera de él. ¿Podría ser mejor? Sí, pero si a alguien no le gusta Chulip, no será por esto. La parte sonora es igual de rara que todo el juego. En vez de tener un doblaje, las voces son grabaciones en japonés e inglés, giradas, retocadas, para no entender demasiado y mantener ése aura de extrañez. La música es genial, muy adecuada a la par que extraña: temas vocales, falsetes, y mucho más; lástima que hayan poquitas pistas para un juego que es bastante largo (calculo que le dediqué unas 20 horas, aunque me faltaron cosas por hacer... Pero seguramente podría haber tardado casi la mitad si lo hubiera hecho todo con guía).


Contra toda expectativa Chulip me ha encantado, y en ocasiones me he sorprendido a mí misma dedicándole de dos a tres horas diarias... pero no culpo a sus detractores. La lentitud de tu personaje hasta que consigues la habilidad de correr (que ojo, ¡no es obligatoria, hay que ir a buscarla expresamente sin que te den ninguna pista!), el hecho de que una guía sea casi imprescindible (especialmente en el tramo final), o las injustas muertes del principio, hacen que pueda resultar odioso. Lo comprendo perfectamente, y aún quitando ésos contras, está claro que no es un juego que pueda gustar a todo el mundo: no deja de ser rarísimo, demasiado para la mayoría.

Pasión entre los matorrales besando a un espantapájaros.
Por cosas así, Chulip es Dios.

Es verdad que puede empezar como “demasiado frustrante”, lo que puede llevarlo a “demasiado aburrido”. Sin duda, es “demasiado raro” y también “demasiado japonés”. Tampoco tiene acción frenética, no tiene combates, y la verdad es que nunca había jugado a nada parecido. En lo que respecta a mí, me lo he pasado bomba: el fascinante mundo de Chulip es extraño y bizarro, pero también es muy divertido y a menudo sabe reírse de sí mismo, con una historia simpática y unos personajes entrañables que te llegan más que los de muchos juegos de tropecientas horas y cientos de cutscenes. ¿Recomendarlo? Eso ya es otra cosa. Jugarlo o no depende de cada uno y de su nivel de interés en ésta clase de títulos. Probablemente aquí pinto como demasiado bonitas cosas que luego os puedan parecer un truño, y no os culpo, pero yo lo he vivido así.


Porque para mí, Chulip es mucho más que “aquel juego bizarro de PS2 de besar a tus vecinos”: es una divertida aventura que te sorprende, te hace sonreír, y casi diría que también te hace ser mejor persona. He disfrutado muchísimo de principio a fin, y pese a que es un juego que hasta se podría considerar aburrido, no me cabe duda de que recordaré durante mucho tiempo mis paseos por Long Life Town. He sido testigo de algunos momentos muy tiernos sin necesidad de cutscenes larguísimas supuestamente emotivas, he conocido las inquietudes de todos sus habitantes, y me ha sorprendido mucho que el tema principal de un videojuego sea la búsqueda de la felicidad. Aún siendo un juego de tercera fila con bastantes carencias, Chulip tiene alma, mucha más que algunas supuestas obras maestras, y sus virtudes compensan ampliamente sus defectos. Gracias, Punchline, por ésta pequeña gran obra de arte.

33 comentarios:

  1. No leo reviews desde las barbaridades que soltaron sobre Rule of Rose. Que sea poco conocido no significa que sea malo.

    Me has dado ganas de probarlo, aunque siendo realistas dudo mucho que lo haga.

    Pero que mal rollo dan los muñecos estos, ciertamente eso le da encanto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que lo de Rule of Rose fue bastante sorprendente. Es verdad que a veces tenía un control horrible (para recoger objetos, más que nada) y la idea de que el perro lo haga todo era bastante... extraña, pero para mí valió mucho la pena por todos los demás. Los gráficos eran impecables, y normalmente eso es lo que más se cuenta para la prensa...

      Chulip no tiene nada que ver con él, y te recomiendo más otros juegos, pero es cuanto menos curioso.

      Eliminar
  2. El Rule of Rose, solo tenia dos fallos, ser poco conocido y otra y la verdad que bastante grande para no saltar a la fama, la penosa traduccion que hubo, mezclando aleman e ingles, la historia era genial, pero a veces se te quedaba cara de pokerface ante tales sucesos, mencion especial a un puzzle donde la ultima parte era TODA en aleman y cuando aun no habian buenos traductores online fue una odisea pasarse eso porque claro, tampoco habien walkthroughs y demas.

    Del que hablas no lo he jugado pero si lo conocia, de hecho era el tipico que tenia grabado y ahi estaba pero solo para tener uno más. Pero desgraciadamente ya poco tiempo tengo para juegos asi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahh, no recuerdo el trozo concreto que dices (me lo pasé hace muchos años), pero sí recuerdo que salían textos en alemán bastante a menudo; nunca dejaba de preguntarme si en inglés también era así o sólo la versión española estaba tan mal programada.

      Realmente si tienes poco tiempo no es el mejor tipo de juego, más al no aportarte una historia genial o tener un concepto divertidísimo. Pero a mí me ha encantado :D

      Eliminar
  3. Me he reído mucho cuando leí “aquel juego bizarro de PS2 de besar a tus vecinos”, porque fue exactamente de esa manera como lo conocí por primera vez, la verdad es que siempre pensé que el juego era más que nada una anécdota graciosa de la consola, pero luego de leer tu análisis me ha entrado mucha curiosidad por probarlo y más al saber que es de los mismos creadores de Rule of Rose que es un juego que me encanto de principio a fin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que realmente es lo que yo pensaba del juego (Y por eso me puse a jugar, no nos engañemos), hasta que le di bastante tiempo y me demostró que era mucho más que eso :D, pero no te recomiendo darle una oportunidad sólo por ser de los de Rule of Rose, ya te digo yo que con ése pensamiento te va a decepcionar porque no tienen nada que ver.

      La compañía es la misma, pero el director del juego es otro (se llama como un luchador de sumo, por cierto, así que encontrar información suya en internet es harto difícil; ni idea de si ha hecho algo más).

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. jajajaja tengo claro que no se parecerá en nada, es solo como un sello de calidad de que tendrá su brillo particular(lo que me paso con Rule of Rose).

      Ademas según lo que leo en el análisis, tiene una característica que me fascina dentro de un videojuego(pocos la tendrán, pero realmente adoro cuando me encuentro alguno que la posea) y es que tenga como gran punto a favor, el hecho que se base en la vivencia que se tiene con el titulo, por lo que sus grandes momentos son de carácter más personal, y eso da pie a decir que disfrutare muchísimo del juego.

      Pd: perdón por tanto comentario borrado.... pero cosas indescriptibles pasaron y fue completamente necesario xD!

      Eliminar
  4. Tenía conocimiento del juego pero en mi vida lo he probado, aunque si siento curiosidad. El Little King Story, es la leche y el juego mola mucho, es una especie de Pikmin pero con una historia graciosa y que no se toma demasiado enserio, aunque aún no me lo he pasado =).

    Podrías jugar al Gregory Horror Show, otro juego rarete "survival horror" de Capcom con una historia rara y unos diseños cuadradotes e infantiles. Juego raro, raro.

    Leyéndote me he sentido identificada. Ahora juego al Denpa Men 2 como ya sabes. Es un dungeon Crawler, y me ha pasado como tú, desde que te den pistas a como seguir, a que de repente de golpe y porrazo te encuentres en el mapa mundi sin saber que hacer porque no te dicen nada, o incluso que te den informaciones vagas, omitiendo datos que no son necesarios para conseguir el objetivo, por supuesto buscandote la vida porque no te indican donde esta esa información ya sea verdadera o falsa =(. La verdad que me he frustrado tanto que después de 32 horas lo he dejado algo aparcado, hasta que se me pase el cabreo XD.

    Nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eso tengo entendido! Nunca he jugado a Pikmin tampoco (Ahh, necesito una Wii retrocompatible cuanto antes xDD), pero le tengo muchas ganas al juego, y ahora mismo es el que más me interesa de Wii.

      Conozco el Gregory Horror, muchas gracias por el apunte, y hace mil que lo tengo ahí apuntado ^^. La PS2 se me ha muerto, pero lo tengo muy en cuenta de cara al futuro (¡y más si lo recomiendas tú!).

      El Denpa Men parece chungo chungo por lo que siempre te leo, pero es que Chulip no es sólo eso, todo es rebuscadísimo: "Ve a un callejón que ni está a simple vista, escóndete, espera a que sean las 5, cómete un chicle (has de comprarlo expresamente) mientras suena la campana; si te equivocas por 1 milisegundo no pasará nada, si lo haces bien te darán un objeto que no sabes para qué sirve. No funcionará si no llevas una Cola encima", y cosas así. Imposible sin guía.

      Un saludo Django!

      Eliminar
  5. Pues me encanta todo lo que describes de él, estoy segura de que me molaría ^o^

    El Little King's Story es un señor juegazo, qué cosita más amorosa y viciante (*_*) Recomendado 100%.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me encantaría jugarlo! Siempre leo que es genial *__*, el juego de Wii que más me interesa. De los mismos creadores tienes también GIFTpia, Captain Rainbow (éste lo están traduciendo, también de Wii), Lack of Love (éste no tiene texto, así que es jugable aunque no saliera de japón), UFO: a day in the life, y MOON: Remix RPG (el primero y en el que todos coinciden que es el mejor).

      Ojalá algún día pueda jugarlos todos T_T

      Eliminar
    2. Un pequeño apunte, Little King's Story es un juego de Marvelous AQL desarrollado por Cing, por lo que en realidad no tiene nada que ver con Love-de-Lic o Skip, supongo que lo dices porque es un juego dirigido por Kimura, pero es el director porque en esos momentos estaba trabajando en Marvelous AQL.

      Eliminar
    3. Sí, lo sé Roy, Captain Rainbow o GIFTpia tampoco son juegos hechos por Lovedelic (L.O.L fue su último juego), pero sí por algunos de los miembros originales de la compañía, por eso decía lo de que sigue su mismo "espíritu".

      Eliminar
    4. Nah, si conociéndote ya doy por hecho que lo sabes, iba más por el comentario que le has hecho a Jero sobre lo de "de los mismos creadores", eso sonaba a que tienen el mismo equipo de desarrollo (CING) y he respondido por si acaso entendía eso ya que creo recordar que a Jero le gustaba CING, aunque al final no deja de ser una tontería porque aquí lo importante es que Little Grijander's Story es un juegazo y que salgan ya las traducciones de Captain Rainbow y MOON: Remix RPG :P

      Eliminar
    5. CING es (era) semiDIOS.

      (DIOS es Swery).

      Eliminar
  6. Joder, me recuerda la hostia al Majora. Si encuentro alguna room seguramente le acabe dando una oportunidad (eso sí, con guía en mano para encotrar de primeras el de correr xD)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé yo si te gustaría Chulip, no me extrañaría nada que te pareciera el aburrimiento hecho videojuego, pero al menos te garantizo que es raro de cojones XD. Sólo se lo recomendaría a un par de personas, no conozco tanto tus gustos como para saber si te añadiría a ése círculo xD.

      Eliminar
    2. Hombre, tengo al Majora en un pedestal gracias a sus sitema de días y los detalles que te hacen sentir estar en una ciudad viva, así que aunque no me suelan gustar los juegos "especialmente lentos" maloserá que este no me agrade ni si quiera un poquito jajaja

      Eliminar
  7. "¡Ah, sólo era un sueño! ¿O no? Pronto se la encuentra en la ciudad (¡sí que existe!), pero ella le parte el corazón al rechazarlo. El niño vuelve a casa con el corazón roto pero su padre, que siempre está ahí para animarlo, le dice que tiene que esforzarse para conquistarla. Debe fortalecer su corazón (subiendo de nivel), mejorar su reputación, y escribirle la carta de amor perfecta."

    ¿Sabes eso que te digo a veces de que me entra un tembleque extraño? Pues eso, que lo quiero XD

    Pero es que, más allá de lo bizarro de la idea, el párrafo final, denota un amor enorme por el juego que hace que le tenga incluso más ganas aún. Además que por lo que dices, y sin haber jugado, da la sensación de tener un fondo bastante interesante.

    Muy interesante la verdad, supongo que esta era una de aquellas dos entrada hypeantes que prometiste hace poco :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, te aseguro que su faceta rara de cojones no te decepcionaría, pero en terreno gameplay tiene algunas cosas muy meeeeh que dan bastante rabia, sinceramente. No obstante, sí, claro: me ha encantado, y yo no podía quedarme a gusto intentando hacer una entrada "seria" donde eso no se reflejara xDDD.

      Me ha parecido un amor de principio a fin ^^ y sin duda tiene personalidad, algo que hoy día escasea bastante y yo valoro mucho. De ahí a recomendarlo hay un abismo, claro, pero quién sabe.

      Prometí dos entradas de juegos muy bizarros, y claro que ésta es una. La otra... tiene que ver con mis palomos preferidos XD.

      Eliminar
    2. Qué bien conoces mi gusto por las cosas raras XD Respecto al gameplay, sólo hay una cosa que me ha echado para atrás: el no poder correr hasta cierto punto del juego. Soy bastante histérico en ese sentido, y el ir pisando huevos me resulta ligeramente desesperante. Sólo te digo que la mitad de NieR me la he tirado rodando para que el personaje avanzase más deprisa (y mira que NieR corre bastante)

      Aún así, creo que el resto de cosas que has descrito, compensarían con creces ese pequeño handycap. Tiene pinta de ser ternura en estado puro y sin duda una apuesta la mar de interesante n_n

      Oh dios, debí imaginar de que se trataba la segunda entrada XD Muchas ganas de leerla ya, tantas como de ponerme a cortejar palomos XD

      Eliminar
  8. Cuando te leía hablar de él así vagamente en el Backloggery y alrededores, pensé que se trataba de un RPG más tradicional, pero por lo que leo es algo mucho más original y bizarro. Me gusta mucho cómo lo has tratado y cómo has sabido destacar sus virtudes más intangibles (se entiende perfectamente con lo de que tiene alma y esas cosas). Lo de la ausencia de pistas y su "rebuscamiento" me ha recordado a Simon's Quest (¡TEMBLAD!), pero si el manual es como una guía no debería haber mayor problema. Es raro eso, ¿acaso te están invitando los propios desarrolladores a que lo juegues con una guía? Raro, raro.

    Un juego muy a tener en cuenta. No sé si será para mí, pero no le hago ascos a nada por ser "demasiado japo" o "demasiado raro"... ni siquiera por ser "demasiado aburrido", así que, oye, nunca se sabe.

    PD: Es una pena que al final este análisis no saliera en Pepinillo Guerrero :( Otra vez será.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que en todos lados está catalogado como RPG, pero yo lo metería en esa categoría de "Otros" (o, como a mí me gusta llamarlos, "extrañeza inclasificable"), pues Chulip no se parece remotamente a nada que haya jugado antes, y la verdad es que no sabría definirlo. Sobre las guías, Machinarium también te incita a usarlas y el propio juego la trae in-game, es un poco triste la verdad xDD.

      Pues originalmente éste es el análisis de Chulip que escribí para PG, lo que pasa es que cuando salió lo de la búsqueda de escritores ponía claramente que se evitara el típico "yo creo" "yo pienso" "opino que", y quizá con otro juego los hubiera podido evitar, pero sinceramente con Chulip se me antojó imposible, pues las razones por las que me ha gustado tanto son tan únicas y personales, que excluírlas daría una impresión errónea del juego, como que es una obra maestra objetivamente o algo así.

      Es de ésa forma que desheché dicho análisis para colgarlo sólo aquí y empecé a escribir uno "más serio" para Pepinillo Guerrero, aunque me estaba costando bastante... pero cuando Sergio dijo que lo dejaba y que además se cancelaba lo del nuevo diseño y búsqueda de escritores, pues por eso lo subí por aquí, simplemente.

      Un saludo Loquo ^^

      Eliminar
    2. Bueno, pero lo de evitar los excesivos yoísmos iba para los hipotéticos fichajes, las estrellas invitadas deberían mantener su estilo, y así aportar un poco más de colorido y variedad de maneras de redactar a nuestro blog.

      Yo confío en que Sergio volverá tras un tiempo de descanso y dedicación a otras cosas, así que si tienes alguna otra idea de colaboración, por nuestra parte perfecto :D.

      ¡Saludetes!

      Eliminar
  9. ¡Qué análisis más bonito! Se nota el amor hacia el juego.

    Empecé a jugarlo siguiendo tus recomendaciones, y también acabó gustándome mucho, bien por la idea básica del juego, sus personajes o la banda sonora.

    Es cierto que es un juego bastante difícil de recomendar, al tener un apartado jugable lento y una dificultad tan rebuscada, pero son obstáculos que te obligan a tomarte el juego con calma y a disfrutar poco a poco de la aventura. Mirándolo todo, buscando en todas partes, y observando el ecosistema, bien sea dando una vuelta por el pueblo como espiando a determinados personajes en ciertas horas del día. Y si nos cansamos, la guía siempre estará ahí para ayudarnos.

    Lo que más me gustó de Chulip fueron el argumento general del juego y sus personajes, y en especial los problemas de cada uno de ellos, porque como dices en la entrada, sin llegar a ser grandes dramas, muchos de ellos reflejan de una manera asombrosa las preocupaciones que acostumbra a tener la sociedad, como problemas financieros, morales, o existenciales, que normalmente no serían capaces de protagonizar grandes historias, pero que son muy comunes en la gente corriente.

    Siempre recordaré aquella tarde acompañando a Batayan en su día a día, buscando una solución al dilema que atormentaba su vida, mientras lo oía cantar a las tantas de la mañana en la plaza del pueblo, escondiéndose simpáticamente del malvado policía.

    La única cosa que encontré mejorable fue su música, pero no en lo referente a su calidad, sino más bien en su extensión. Al haber pocas zonas jugables, también hay pocas pistas musicales, y después de tararear y tararear las mismas canciones, me hubiera gustado mucho que hubieran sido más variadas.

    Me sigue extrañando que el otro juego de Lovedelic sea Rule of Rose, ¡es tan distinto a Chulip! Algún día le daré otra oportunidad, lo prometo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que a ti también te gustara tanto, la verdad es que ésos momentos tan bonitos como los que comentas son los que me conquistaron por completo. No esperaba encontrar nada así (como la historia del profesor, que al principio cae mal pero cuando sabes por qué se porta así da penita), y me sorprendió muy gratamente. Sinceramente, Batayan o Goro me importaron más que muchos personajes de videojuegos, así que cuando conseguí el beso de Batayan por hacerle feliz, yo rebosaba felicidad también, e ir a verle después de eso y verle contento, no tiene precio.

      Y es verdad lo de la música. Me gustó mucho su peculiar estilo, pero ojalá hubieran habido algunas canciones más, principalmente porque el tema principal se repite bastante (aunque esté interpretado de varias formas, si no recuerdo mal).

      Respecto a Rule of Rose, yo lo jugué primero y claro, el rarísimo me pareció Chulip xD; encima RoR da esa imagen de alto presupuesto, mientras que Chulip...no. Que yo sepa, la parte creativa de Rule of Rose acabó en Grasshoper manufacture (que a su vez fue absorbida por GungHo Online), mientras que Yoshiro Kimura (el director de Chulip) estaba pensando en el Crowdfunding. Es una pena que no quede espacio para juegos así.

      Eliminar
    2. Pues sí, supongo que al final todas nuestras esperanzas recaen en Moon RPG Remix. Ojalá hubieran más juegos así. :(

      Eliminar
  10. Dios mio! ¡Vaya juegos mas lisergico! Me ha encantado el análisis, se nota que te gusto mucho el juego. Parece de esas bizarradas que te tienen horas y horas enganchado por lo raro que son.

    Desde luego, me ecantaria saber que tomaron los diseñadores para crear todo este mundo. Parece como si todo fuera un sueño,o incluso una pesadilla en algunos ratos por lo que dices.

    Me encanta venir a tu blog y descubrir estos juegos tan extraños.

    P.D:

    ¡Que hijos de p%$a los vecinos! ¿no? A putearte todo lo que puedan porque eres pobre... Aunque bien mirado, esa es la parte mas realista del juego XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Sikus! Personalmente creo que, aunque a veces hable de algún título muy conocido, es más interesante hablar de cosas que han pasado desapercibidas, pues pocas veces reciben la atención que merecen y a veces se encuentran productos igual o más interesantes.

      El caso de Chulip es muy singular porque, más allá de la superfície bizarra o de que te pueda o no atraer el juego, los problemas de los aldenos están bien trabajados y su proximidad (podrían ser tus propios problemas) hace que te llegue al corazón, pues trata temas muy, MUY poco habituales en los videojuegos. Creo que éste juego es el único que he jugado donde el paro ocupe un lugar importante, por ejemplo.

      Lo de los vecinos es totalmente realista, cuando llegas por primera vez a la ciudad los pillas cuchicheando; en cuanto los miras te sonríen, y al darte la vuelta vuelven a cuchichear xDDDD.

      Eliminar
  11. Ostia! Me encanta muchas de las cosas que comentas del juego, pero lo de dar besos a todo dios, no se, es como un poco mariconazo jaja.

    Aun asi, es toda una curiosidad.


    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues al principio se hace rarísimo y estúpido que sea un juego de besar a todo bicho viviente, pero luego lo asimilas como una especie de forma extraña de mostrarte la gratitud, empiezas a pasarlo por alto, y simplemente disfrutas de su sencilla pero bonita historia. ¡Muy disfrutable!

      Eliminar

Tags

Análisis (166) aventura gráfica (12) Baroque (18) Beat'em'up (9) Drakengard (19) exprimiendo la PSP (27) extrañeza inclasificable (8) Freeware (15) hack'n'slash (8) JRPG (26) luchas (5) MSX (5) NieR (15) noticias (28) noticias del blog (9) OST para recordar (26) PC (73) Persona (17) plataformas (14) PS2 (25) PS3 (42) PS4 (10) PSP (52) PSVita (10) psx (12) Puzles (19) random (13) Reflexiones (2) Retos (7) retro (35) Ritmo (7) roguelike (8) Shin Megami Tensei (15) shmup (19) SNES (3) Viciando a (5) Visual Novel (26) WRPG (3)