Comunicado importante

You see it too? For me...it's always like this.

domingo, 7 de octubre de 2012

[GB] Great Greed

Great Greed es un RPG de Namco para Game Boy, lanzado en Japón el 1992 como "Vitamina Oukoku Monogatari". Namco y RPGs nos hace pensar en Tales Of pero, oh, hay vida más allá: un año más tarde llegó a Estados Unidos bajo el nombre de Great Greed y por supuesto nunca lo llegamos a ver por Europa. Su poco texto está totalmente en inglés, aunque es tan básico que por poco que sepáis lo podéis entender sin problemas si sabéis el nombre de más de cuatro comidas distintas. Y es que por lo menos nueve de cada diez personajes, monstruos y zonas tienen algún rasgo en su nombre relacionado con la comida. Tristemente no he encontrado ni una sola review en castellano, así que voy a intentar llenar ése hueco en la red, haciéndole un pequeño homenaje a Great Greed.

La historia es ligera y sencilla, lo lógico en un juego portátil de hace veinte años, pero lo compensa con sus buenas dosis de humor que a veces hasta rompe la cuarta pared. El protagonista silencioso está haciendo de guardabosques junto a su padre en nuestro mundo y ,de repente, a causa de un desafortunado error de cálculo se ve transportado a otro mundo llamado Greene (que está amenazado por el malvado Bio-Haz, alguien que busca contaminar la Tierra). Atravesando los diferentes reinos de  Greene (cada uno con su propia historia y personajes), nuestro objetivo no será salvar a la princesa: de hecho, viajaremos con una distinta en cada región, que nos ayudará en combate y a progresar en general. ¿Qué tenemos que hacer, entonces? derrotar a Bio-haz, pues sus poderes tóxicos afectan a ambos mundos. Además, la maga que nos transporta a Greene no puede usar su magia para llevarnos de vuelta a causa de la polución, por lo que la solución más efectiva para volver a nuestro mundo es salvar ambos. Como véis tiene un mensaje bastante ecologista, aunque el argumento no es más que una excusa para hacernos vivir una gran aventura.


Great Greed es tremendamente lineal, hasta el punto en que cada vez que sales de un país no puedes ni volver atrás: el puente se rompe, la cuerda ha sido cortada, el suelo se cae, etc: su valor rejugable es nulo. No hay un gran mapa del mundo: se nos da la libertad de visitar cualquier lugar, pero sólo dentro del reino en el que estamos, del que no saldremos hasta que completemos la tarea de turno, y al que no podremos volver jamás. La verdad es que es un RPG muy simple, pero no se le puede pedir más. Usamos sólo a un personaje, pero pese a todo los combates resultan sorprendentemente divertidos y variados: en vez del clásico menú, cada botón corresponde a una acción. A es atacar, B esquivar, Start escapar, y a cada botón de dirección se le asigna una magia distinta que podremos poner o quitar a voluntad fuera de combate. Éste sistema hace que los combates, pese a ser por turnos, sean muchísimo más ágiles que los de otros juegos del estilo (especialmente los de aquella época); por lo que ha envejecido considerablemente bien. Sólo podemos usar al protagonista en combate, pero la princesa que nos acompañe nos dará apoyo sin involucrarse directamente en la batalla (no hay que preocuparse de que muera, vaya), ya sea curándonos, subiendo nuestros stats, atacando con magia, o lo que se tercie.


El juego no es especilmente difícil, a menos que vayas a un jefe sin preparación (en cuyo caso te puede fulminar con un par de ataques): la clave está en comprar todo el equipamiento que encontremos en cada ciudad, pues cambiará nuestros resultados casi tanto como subir de nivel (tarea a la cual también deberemos dedicar un cierto tiempo). A veces una mazmorra o jefe serán demasiado duros, pero en cuanto pongamos al día nuestro equipamiento y subamos un nivel o dos, todo se volverá mucho más accesible.

¿Tiene errores Great Greed? Clarísimos. Por ejemplo, como es un juego en blanco y negro ni si quiera pueden recurrir al clásico repintado de sprites, por lo que simplemente le cambian el nombre al enemigo y ¡sorpresa! le suben su poder. Así que luchas con él con la certeza de que será pan comido y te patea el culo porque no te diste cuenta de que era otro tipo de enemigo cuya única diferencia visual era su nombre; pero esto sólo ocurre al pasar de un reino a otro, periodo en el que la dificultad suele ser mayor al tener generalmente un nivel más bajo que los monstruos de la zona. Además, muchas zonas son prácticamente iguales (visitaremos como unos quince bosques distintos que son sospechosamente parecidos), con buenas melodías pero que se repiten hasta el infinito. Hasta el planteamiento para superar el juego suele seguir siempre la misma línea, aunque a veces hay sorpresas como el concurso de belleza o la misión de la cantante en la fábrica, que siguen aportando un soplo de aire fresco y ése empujoncito necesario para seguir jugando.


Pero también tiene muchas virtudes, que ya he nombrado previamente en los primeros párrafos. Además, por si fuera poco, el final tiene nada menos que ¡¡Once!! variaciones, y algunas de ellas son verdadermanete hilarantes. La libertad es muy poca y las pocas opciones que te dan suelen ir en bucle, del estilo a que la chica se ponga a llorar si dices que no a salvar el mundo y no poder avanzar hasta que digas que sí. Todo eso es cierto, pero el juego acepta sus propias limitaciones: elegir la respuesta "equivocada" suele ser muy divertido y te aporta unos pocos diálogos extras que no tienen desperdicio, o que incluso te recordarán lo absurdo que es que quieras elegir algo que no sea el camino preestablecido de héroe de JRPG sólo para ver qué pasa.

De ésta forma, viviremos alocadas aventuras junto a los personajes con los nombres más ridículos que os podáis imaginar, acabaremos envueltos en las situaciones más hilarantes, y sufriremos en los momentos más dramáticos. Lo tiene todo: aventuras, humor, algún momento serio y muy buenos combates. Jugar a Great Greed significa pasárselo en grande, y de haberlo tenido en su momento estoy segura de que hoy día sería uno de mis juegos favoritos; o por lo menos le tendría un cariño muy especial porque reúne todo lo que me gusta en un sólo cartucho. Suerte que la emulación está ahí para hacernos volver a otra épocas, pues en mi caso yo ni había nacido.


¿Lo que más me ha gustado de Great Greed? Pues el buen humor que desprende, lo simple que es, la diversión inmediata que ofrece, y sus pequeños chistes dirigidos directamente al jugador: sin tener una gran historia me ha hecho pasármelo en grande al estilo de mi queridísimo Metal Max Returns, haciéndome volver a la infancia como muy pocos lo han conseguido. Vale, admito que me he desquiciado en ocasiones (si me tuviérais en el Backloggery sabríais que he dejado el juego tirado durante semanas en el infame Bosque Spaghetti y en la horrible Cueva de Hielo, cerca del final), pero también me he divertido muchísimo. ¿He jugado a RPGs mejores? Claro que sí. Pero, ¿del 92, y en una portátil? No se me ocurre ninguno mejor, y la calidad que atesora éste título ha sido una grata sorpresa que os recomiendo a todos.

Si sois capaces de transportaros a su época y vivirlo como debió de ser entonces, Great Greed es un gran juego que debe de durar unas diez horas, que se pueden alargar un poco si uno se atasca. Seguro que tenéis cosas más actuales e interesantes, o cuando emuléis algo prefiráis algún clásico de SNES y no un jueguecillo chorra de Game Boy. Pero si os da la vena retro un día, acordáos alguna vez de ésta pequeña joya llamada Great Greed, que quizá a vosotros también os conquiste desde su sencillez y os sumerja en el maravilloso mundo de Greene.

10 comentarios:

  1. Flipa, ni siquiera conocía de su existencia. Me ha gustado todo lo que describes de él, especialmente que sea lineal y cortito (U^_^) Me lo apunto para el futuro, gracias por darlo a conocer :D

    ResponderEliminar
  2. Precisamente estos días le estoy dando mucha caña a la GB, así que seguir descubriendo este tipo de juegos me supone un motivo de sobrada alegría.
    Me lo apunto también :)

    ResponderEliminar
  3. @Jero-chan: sep, linear hasta decir basta, no como el Metal Max que es casi casi un sandbox. No esperes tampoco un juegón, pero dentro de sus posibilidades está muy muy bien, a mí me ha encantado ^^.

    @José Andrés: A ver si los juegas y nos sorprendes con un artículo de Great Greed por Xtremeretro y así lo conoce más gente =D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu artículo ya es sobradamente bueno :)
      Otro por mi parte carecería de interés.
      Lo suyo es que todo el mundo se pase por aquí para profundizar un poco más sobre el juego :D

      Eliminar
  4. Pues todo lo que has contado sobre Great Greed me ha gustado mucho, parece el juego perfecto para jugar entremedias, con mucho humo, combates adictivos y una duración razonable.

    Está claro que habrá que jugarlo, y que sea de Game Boy no es ninguna excusa, que el año pasado ya jugué al Kaeru no Tame ni Kane wa Naru y hace unas semanas estuve con el Bomb Jack y ambos los disfruté como un enano, porque la simpatía y buen hacer de estos juegos tienen la peculiaridad de transportarme a la época de Game Boy, y eso es un gran punto a favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te interese ^o^, cuando juegues ya me contarás entonces qué te ha parecido. Yo lo he visto la mar de majo, y las pocas review que hay en internet parecen afirmar lo mismo. Hay alguna mazmorra insufriblemente llena de enemigos, pero todas son muy cortitas y no se hace pesado.

      Por cierto, que el Kaeru no Tame ni lo tengo ahí apuntado, desde que leí el análisis de Pepinillo y estaba esperando a terminar Great Greed para empezarlo y llenar de nuevo el cupo de juegos de Game Boy, me he de poner la próxima semana =D

      Eliminar
    2. Kaeru es un juego muy simpático y agradable, y apenas dura 5-6 horas, por lo que se puede pasar en poco tiempo, pero tiene un gran inconveniente, te tiene que gustar su particular sistema de combate, porque si no te gusta no te va a durar ni cinco minutos, digamos que los combates no dejan de ser como un puzzle más del juego.

      Eliminar
  5. Coño, no conocía este título qué buena pinta!!!!

    Voy a jugarlo en emulador, gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  6. Seré mala persona, pensé que te habia comentado justo cuando lo subiste y veo que no.
    Me interesa bastante el titulo , la verdad, creo que pronto me pondré con el. Solo que, me gusta jugar a juegos de GB en la Wii, y la tengo fatal ahora :'D... a ver si me la empesco para jugarlo en la flashcard de la gba. GO GO!
    Tu sigue así xD, me encanta que me enseñes juegos. Algún dia tendré que hacer una entrada del blog que sea del estilo "Dedicado a..." y presentar juegos para los gustos de X persona xD

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raúl :D Yo la verdad es que en una pantalla grande un juego portátil me da una perrería tremenda; prefiero jugarlo en portátil a su resolución original aunque sea con bandas negras. ¿Y si te lo pusieras en la PSP, ahora que vuelves tener? Yo así lo he hecho, usando el Masterboy, y te confirmo que el juego va perfecto sin ninguna relentización y bug :D. Por cierto lo de tu wii es para expediente X, que vi tu vídeo jugando al Megaman XDDD

      Ehh, molaría ése apartado, tengo curiosidad por qué me recomendarías a mí; supongo que algún Dungeon Crawler ^^.

      Eliminar

Tags

Análisis (160) aventura gráfica (12) Baroque (17) Beat'em'up (9) Drakengard (19) exprimiendo la PSP (27) extrañeza inclasificable (6) Freeware (15) hack'n'slash (8) JRPG (25) luchas (5) MSX (5) NieR (15) noticias (27) noticias del blog (5) OST para recordar (26) PC (69) Persona (17) plataformas (13) PS2 (24) PS3 (42) PS4 (8) PSP (52) PSVita (8) psx (12) Puzles (19) random (13) Reflexiones (2) Retos (7) retro (34) Ritmo (7) roguelike (8) Shin Megami Tensei (15) shmup (18) SNES (3) Viciando a (5) Visual Novel (23) WRPG (3)