domingo, 22 de abril de 2012

[PS2/Wii] Baroque

Baroque es un juego desarrollado por Sting al que, como he dejado caer tantas veces, le tengo una gran estima; en gran parte por lo extraño y bizarro que es. Os aviso de que no tiene NADA que ver con Atlus (sólo publicaron el juego en USA), ni con Persona 3. Lo digo porque leo muy a menudo que se parece a P3, pero comparar estos dos juegos es como comparar Tetris y Zelda. Salió en 2007 (aunque no llegó a occidente hasta un año después) y fue una de las cosas más innovadoras que se habían visto en mucho tiempo, aunque es más sorprendente si cabe al pensar que en realidad es un remake de un juego de Playstation que salió diez años antes, que a su vez ya era un port mejorado de un juego de Sega Saturn.

En Europa tiene el PEGI +12 porque alguien no hizo bien su trabajo.


Se trata de una experiencia realmente única, así que os invito a conocer uno de los grandes desconocidos de la PS2 y Wii, que pasó con más pena que gloria pese a haber llegado incluso a Europa. Y sí, éste es otro de esos juegos raros que tanto abundan por este blog; no es para todo el mundo y es uno de ésos productos que o se aman o se odian. En serio, buscad por internet y seguro que véis alguna revista seria que le ha puesto menos e un cinco, pero encontraréis también un montón de fans que lo aman con devoción y juran que es lo mejor que ha pasado por su consola.

Para empezar, ¿qué es lo singular de Baroque? ¿no es sólo otro JRPG japonés con ángeles raros? Pues no, siento decir que hay un grave error en esto: Baroque no tiene mucho del típico JRPG. Aunque la caja lo diga, aunque así lo vendan en la web de Atlus USA, aunque en RPGamer le hayan hecho un análisis... Es una mentira. Quien busque el típico juego japonés no lo encontrará. A veces también intentan venderlo como Survival horror, lo cual es otra mentira más grande si cabe. Si bien el de Saturn tenía una ambientación bastante terrorífica (en gran parte gracias a la música), en este remake se ha perdido bastante, aunque en esencia sea el mismo juego. Parece mentira lo que hacen una banda sonora y un cambio de cámara...


En fin, ahora os estaréis preguntando: Si no es un RPG como jura la caja, entonces, ¿qué es Baroque? Pues se trata de un Roguelike, género caracterizado por lanzar al jugador a su suerte en una torre repleta de enemigos dispuestos a despedazarlo. El objetivo suele ser llegar a la cima y derrotar al Final Boss sin morir ni una vez, porque la muerte implica perder todos nuestros objetos y niveles, además de hacernos volver al principio de la torre. Así pues, Baroque es un Roguelike, pero dentro de éstos es especialmente castigador: si llegas al final de la torre y cumples con el objetivo que se te encomienda, también pierdes toda tu experiencia y tu equipamiento, y no tienes más opción que volver al inicio de la torre para intentar volver a escalarla. Apetecible, ¿eh? Tranquilos, tiene tres modos de dificultad y no es especialmente difícil, además de poder guardar el juego en cada piso, lo que lo hace muy asequible.

Planteamiento simple pero eficaz.

Los Roguelikes no suelen tener historia, aunque por suerte o por desgracia Baroque sí la tiene, y es bastante bizarra. Un protagonista amnésico y mudo (¡cliché! Aunque se explica por la historia) se despierta en un mundo post-apocalíptico devastado por un fenómeno llamado “The Blaze” que lo ha dejado todo bastante mal. Los pocos humanos que quedan son sólo sombras de lo que fueron, y tienen una apariencia un poco monstruosa (unos más que otros, aunque la mayoría tapa su cuerpo con vendas), y lo que es peor: todos están bastante perturbados en cierta forma, dando lugar a conversaciones bastante inconexas, especialmente en la ciudad. El Arcángel, el personaje de la portada, es posiblemente el personaje más enigmático: se proyecta al exterior a través de un holograma y le ordena al protagonista meterse en la torre para purificar al Dios Absoluto y limpiar sus pecados, pues hizo algo imperdonable en el pasado. Conocer cuál fue el pecado o qué obtenemos al purificar al Dios son sólo algunos de los enigmas de la historia, además de los diversos NPCs que encontraremos dentro de la torre (que siempre están en unos pisos concretos, aunque son más difíciles de encontrar que los del mundo exterior), que forman un guión cuanto menos original, sobretodo por la forma de desarrollarse: cada vez que muramos en la torre, encontraremos nuevas conversaciones al hablar con alguien, y el propio Arcángel nos animará a seguir nuestro viaje, o se mostrará descontento porque hayamos muerto otra vez. Eso sí, avanzar en la historia es muy difícil, no a nivel jugable sino porque no te dan ninguna pista de qué hacer, y a veces avanzar es más fruto de la buenaventura divina que otra cosa.

Un afable aldeano de Baroque. ¿Entendéis ahora  por qué adoro este juego?

Pero pese a todo esto, no quiero que penséis que es un juego muy serio. Tampoco os creáis que está repleto de diálogos con chistes ingeniosos; lo que es la historia en sí no tiene ni pizca de gracia. Pero viendo Baroque, no me cabe duda de que Sting tiene sentido del humor, bastante raro eso sí. Me refiero a la extraña galería de objetos con los que contamos, claro. No hay muchos juegos donde puedas equiparte una “Meow sword”, una espada que no tiene nada de particular excepto que cuando te la equipas, no dejas de oír el maullido de un gato de fondo. Esperad, hay más: hay un hueso que al ser ingerido (?!) hace sudar incontrolablemente al protagonista (ésa es la descripción del objeto, en serio), y cuando corre va dejando unos goterones lilas por el suelo. Y también hay un estado alterado, “Lust”, que lo vuelve todo rosa y te hace ver a todos los objetos en pantalla (enemigos, items, etc) como una Geisha rubia vestida de rosa que emana un vapor ¡adivinad! también rosa. Y lanzarle un objeto a un enemigo en estado Lust es algo impagable, porque es como ver a una geisha voladora sonriente chocando contra otra geisha sonriente y desapareciendo en el proceso. Y eso, señores, es algo épico.

Lust en todo su esplendor.

Por tanto, los objetos serán muy importantes en nuestra aventura, puesto que los combos son algo pobres. Tenemos la opción de pulsar cuadrado repetidamente hasta tres veces para encadenar una secuencia de ataques, mantenerlo pulsado para hacer un sólo ataque más fuerte y lento, o pulsar triángulo y hacer un ataque distinto, a medio camino entre los otros dos. Visto así puede parecer variado, pero en realidad no lo es en absoluto, puesto que el sistema está terriblemente limitado: no puedes hacer ningún combo con los ataques que he descrito. No obstante, cuanto más avances en la torre, menos usarás ataques directos, puesto que hay otra forma igual o más eficaz para matarlos: lanzarles objetos. Puede parecer horriblemente simple, pero no lo es: resulta mucho más divertido que soltar espadazos sin sentido.


Y es que aunque el combate sea en tiempo real, no se puede ir por ahí sin pensar. Tenemos dos barras: HP y VT. HP es la clásica barra de vida que baja cuando recibimos daños, y que al llegar a cero provocará nuestra muerte. VT en cambio es algo más compleja: decrece en todo momento, de forma automática y sin intervenciones externas, y al llegar a cero hará que sea nuestra barra de HP la que empiece a decrecer, a menos que recuperemos parte de nuestra VT. Sí, esto implica que es posible quedarse con 1 HP de vida aunque no te muevas, de forma que la urgencia de avanzar es constante, pero tampoco sin ton ni son porque si nos paramos a matar enemigos conseguiremos objetos para aumentar alguna de nuestras barras, normalmente la de VT. La dependencia de nuestra barra de vida es una de las constantes del juego, y si bien puede causar más de una muerte, también es una de las mejores cosas que tiene por la sensación de inseguridad y amenaza que transmite.

En ningún otro juego lucharás contra peces cyborg flotantes.

Tenemos las clásicas armas y capas que no sólo mejoran al protagonista, sino que cambian su aspecto. Al derrotar enemigos, o bien consigues Cristales (que aumentan un poco tu VT), o bien objetos, además de los que te encuentres aleatoriamente a lo largo de la torre. Uno de los más comunes es el hueso, que tiene muchos efectos (tanto para ti como para el enemigo, según si te lo comes o lo lanzas a un enemigo): hacer daño, explotar (y matarte en el intento si estás demasiado cerca), convertirte en invencible temporalmente (o a tu enemigo, si se lo lanzas por error confundiéndolo con otro objeto), aumentar la salud, identificar objetos desconocidos, y otras aplicaciones, según el tipo que obtengas. Otro complemento importante son las alas: hay muchos tipos y cada uno tiene unos efectos distintos, que no son mejores o peores sino que te gustarán más según tu forma de jugar, y resulta difícil elegir entre el enorme repertorio.

Nunca volverás a ver abominaciones semejantes.

Cuentas también con los discos, que son una especie de trampas, dependiendo cómo los coloques. Por ejemplo, hay una clase de disco que colocado hacia arriba hará recuperar vida a quien se pare sobre él, pero que colocado del revés se la drenará rápidamente. Esto beneficia y perjudica a jugador y enemigos, de forma que la torre es una amenaza constante y no por haber colocado tú una trampa vas a estar exento de caer en ella: es muy fácil morir con la explosión de un hueso que tú mismo lances. A parte de objetos bizarros en general, cuando ya no uses un arma porque hayas encontrado otra mejor, la puedes lanzar cual shuriken ninja, causando bastantes daños por el camino. En definitiva, la clave para tener éxito es el uso y manejo de los objetos.


Por desgracia, los objetos se pierden cada vez que entremos a la torre (sin importar si morimos o salimos victoriosos) , aunque existe una forma de conservarlos: mandarlos al exterior a través de las “Consciousness Orbs”. Lo malo es que el juego no te da ninguna pista de que esto se pueda hacer. En una ocasión el arcángel comenta la finalidad de las “Consciousness Orbs”, pero ni tan si quiera conoces su aspecto, y es difícil imaginarse que lanzarle un objeto a eso lo mande fuera. Además, hay cinco Consciousness Orbs repartidos por toda la torre, pero sólo puedes mandar un objeto fuera en cada una de ellas. Es posible el farmeo de objetos, aunque es una tarea bastante compleja que requiere horas. Muchas horas. Demasiadas horas. Y posiblemente también una guía.

Las tetas siempre son un reclamo importante,
y Baroque no se queda atrás.

La cámara viene por defecto en tercera persona y es extraña: no sigue automáticamente al personaje sino que enfoca hacia un punto concreto aunque tú te hayas movido, por lo que hay que estar manejándola constantemente y rezar para que un enemigo no te ataque cuando estás cerca de una pared. Como el juego usa tan pocos botones, hubiera sido una decisión muy sabia poner el manejo de la cámara en R1 y L1, de forma que podamos luchar y sentirnos cómodos a la vez. Pero Sting no ha sido tan buena, por lo que la cámara SÓLO se maneja con el joystick derecho (lo que lógicamente interfiere con tus ataques). Existe otro punto de vista opcional: la visión en primera persona, como en el juego original. Como plus, la visión en primera persona permite correr y atacar a la vez, pero se hace muy difícil calcular la distancia hasta un el enemigo (a veces demasiado lejos y otras demasiado cerca), y sobretodo es imposible notar la presencia de varios enemigos rodeándote cuando te concentras en uno (que en el modo tercera persona son obvios, pero que en primera puede conllevar serios problemas). Apuntar a objetivos de corta estatura (que no son pocos) es otra ardua tarea, y siendo el original un juego en primera persona, este aspecto podría haberse intentado depurar más para mejorar realmente la experiencia. He leído que en el de Wii hay algunas ventajas en este modo, aunque personalmente no lo he podido probar... Pero en PS2, es un fracaso.

Primera persona: FRACASO.

Las voces de Baroque no suelen gustar a la gente, pero la verdad es que son perfectas y su interpretación es magistral. Cualquier análisis os dirá que la falta de entusiasmo en la entonación puede dar lugar a momentos hilarantes inintencionados, pero todo está justificado en la historia. La agonía constante y la ausencia de dolor son dos temas muy importantes del juego, que quedan reflejados claramente en los personajes y, por tanto, en su forma de hablar. El Arcángel suena frío y calculador, Longneck suena profundamente arrepentido, The Coffin Man suena bromista y la Doctora Angelicus tiene la voz más seductora de todos los tiempos, porque así son los personajes y así tienen que sonar. Todos y cada uno de los diálogos del juego están completamente doblados, así que muy bien en este aspecto.


La música es bastante especial, mayormente electrónica con un cierto toque oscuro que no lo convierte en un juego de terror pero que sí le da una atmósfera bastante conseguida. He dicho al principio que la banda sonora del original era más tenebrosa (aunque nunca la escucharía fuera del juego), pero en este caso la música no se carga la estética del juego y sigue siendo bastante fiel a la imagen que da, aunque en un nivel algo inferior. Además, hay bastantes temas distintos al entrar en la torre (aunque todos mantienen el mismo estilo), pero van cambiando. Cada tema está asociado a un tipo de piso, de forma que si prestas atención, cuando oyes "Endless Redemption" te haces una idea de la clase de nivel que te espera. Toda la banda sonora suena genial, y es una de las mejores cosas de Baroque. Los efectos sonoros cumplen, aunque destaca sobre todos ellos los latidos del protagonista cada vez que hay acción, y que se aceleran cuanto más rápido se mueva.


Hay que decir que los gráficos son bastante cutres para ser un juego de PS2 tan moderno que salió también en Wii. Todas las escenas están generadas con el motor del juego (¡así es! El opening es estilo anime, pero es otra mentira y no vuelves a ver nada parecido dentro del juego). No son gráficos increíbles, pero tampoco hacen daño a los ojos y cumplen perfectamente su función; si odiáis Baroque os aseguro que no será por sus gráficos. Como curiosidad, llama poderosamente la atención que una CG del primer Baroque tenga mejores gráficos que una escena del motor del juego de PS2 y Wii. No es broma, juzguen ustedes mismos:

Sacando mi graphicwhore interior...

No obstante, el estilo artístico es impecable. Si bien es quizá demasiado anime en los personajes más visiblemente humanos, esto se olvida fácilmente al meternos en la torre. Los monstruos y los ángeles son sin duda los protagonistas del juego, por lo imaginativo de su diseño y apariencia. La verdad es que había intentado describirlos, pero es bastante difícil, y ya he puesto muchas fotos. Enemigos inolvidables que son buena parte de su atractivo y lo hacen único. Los escenarios, eso sí, no están demasiado trabajados y se echa de menos más variedad, porque al pasar y repsar la torre tantas veces, se echa de menos algún cambio de estética importante.

Por bichos así merece la pena jugarlo.

Este juego tiene varios finales. Si todo el juego en sí es una bizarrada, sus finales son la cúspide máxima de lo extraño, especial mención al legendario [Don't go crazy], que sume al jugador en un estado de locura profunda al no entender en absoluto qué está pasando. Si hiciera un ránking de finales WTF, no tengáis duda de que Baroque estaría entre los primeros puestos. No esperéis grandes cosas, ni revelaciones que le den sentido a todo, eso no ocurrirá nunca y le haría perder buena parte de su encanto. Esperad mucha confusión y no enteraros de la mitad de lo que ocurre hasta que lleguéis al último final y rejuguéis lo anterior, o hasta que miréis GameFAQs.

Qué penita me daban los Koriel...

Conseguir el 100% de éste juego es prácticamente imposible, así que si sois de los que necesitan completarlo todo, o le decís adiós, u os preparáis para dedicarle más de 100 horas. Al terminarlo por primera vez se nos abre una galería con todas las cosas por desbloquear incluídas las cutscenes, y es bastante sorprendente acabar el juego y ver que no tienes ni una cuarta parte de los vídeos. También puedes aventurarte a conseguir todos los diálogos del juego, algo que no le deseo ni a mi peor enemigo debido a la naturaleza aleatoria de Baroque. Pero por la cantidad de contenido que tiene, puedes jugar horas y horas, básicamente hasta que te canses. Para simplemente terminar la historia, serían entre 20 y 30 horas... Aunque es hipotéticamente posible completarlo entrando sólo cuatro o cinco veces en la torre, pero descartad esto porque sólo se puede hacer si sabes exactamente qué hacer, y te pierdes bastantes diálogos por el camino.


Conclusión: Sólo hay una ciudad, una mazmorra, los mismos monstruos... y empezamos siempre en nivel 1. Incluso tras terminar con éxito la torre, nos veremos arrastrados de nuevo al nivel 1, independientemente de lo bien o mal que lo hayamos hecho. Pero lo que cuenta no es la evolución del personaje, sino la del jugador: en tu quinto viaje lo harás mucho mejor que en el primero, pese a contar con el mismo nivel, objetos, enemigos y dificultades. Para quien busque algo distinto, para quien esté ya harto de las fórmulas de siempre, para los que estén dispuestos a probar algo completamente nuevo... Baroque está 100% recomendado ya sea en su versión de PS2 o en la de Wii, pero es un juego que, pese a entretenido, al llevar más de dos horas tienes la sensación de haberlo visto todo. La historia es interesante, pero es difícil saber qué hacer para avanzar, y se puede volver muy monótono. Valorarlo como RPG o juego de acción es un error colosal: para apreciarlo, hay que ser consciente de que es un roguelike y de que es más importante usar los objetos que masacrar a los enemigos a base de espadazos. Avisados estáis, aunque debo deciros que es uno de mis juegos favoritos.

13 comentarios:

  1. El bicho de las tetas que has puesto es una perfecta recreación de mi persona.

    Y 5 imágenes más abajo... el bicho del centro esta coqueteando con el de la izquierda? Estoy loco? Podrian hacerse estudios psicologicos con cada criatura del juego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojo al bicho de las tetas, que en el remake lo han censurado. En PSX y Saturn... ¡Lo enseñaba todo! http://fotos.subefotos.com/2cf4b1bf5e15e31b9cd0f3f33f58cc2bo.gif ¡si hasta tiene piercings en los pezones!

      Está lleno de abominaciones similares. Disfruta: http://www.atlus.com/baroque/ps2/ikei/ikei2/ikei06.htm

      Eliminar
    2. Ya quisiera para si mismo HR Giger esos diseños!

      Y normal que lo censuren. Era DEMASIADO excitante

      Eliminar
  2. Muy buen análisis en el que cuentas muchas cosas que no sabía de Baroque, cómo lo de que es un remake de un port mejorado:P

    Probé la versión Sparrow para Wii hace ya unos años y me produjo sentimientos encontrados. Por un lado la idea me parecía interesante, pero por otro, como bien has comentado, no sabía muy bien qué tenía que hacer o a donde ir. Es algo que pasa incluso al principio del juego... o a lo mejor es que soy un poco paquete (que todo puede ser, jeje).

    Este tipo de juego japoneses, con su humor raro, y con una jugabilidad enfocada a repetir las cosas mil veces, no suelen triunfar fuera de Japón. Tú has entendido bien qué es lo que propone el juego y el plan en el que va, pero la gente no suele tener la mente abierta.

    Por otra parte, muchas de las cosas que describes, como lo de perder todo cuando mueres o lo de que, al repetir las cosas, notas que las vas haciendo mejor, me recuerda a Demon's Souls. Aunque no lo he jugado, por lo que he leído en los foros, se basa un poco en eso. Cuando te matan tienes que empezar desde el principio del nivel, y que a base de repetirlo y de memorizarlo, lo acabas haciendo mejor. Bueno, no se si me he explicado o me he hecho un lío, jeje.

    Tengo que darle una segunda oportunidad en Wii, a ver si la encuentro.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Versión Sparrow? No tengo ni idea de qué es eso XDD. Lo de no avanzar en la historia es un problema extendido (el mayor y principal del juego, aparte de su monotonía por como está diseñado), no es que tú seas un paquete ni nada. Para sacar el último final has de hacer que la torre se extienda hasta los... 39 pisos, pero empiezas con 16, y no basta con terminar la torre en cada una de sus fases, sino que has de hacer cosas secundarias de las cuales no te dan ni una pista y que harás más por suerte que otra cosa. Si sabes qué hacer de antemano, se facilita bastante, pero de lo contrario es imposible imaginar que Longneck quiere algo y que lo que te entregue se lo has de dar a The Sentry Angel para avanzar. El problema se repite de principio a fin, y a veces es peor aún porque la historia no avanza hasta que llegas a la habitación X del piso Y, que si te saltas sin darte cuenta, tienes que esperar hasta que vuelvas a entrar en la torre XDD.

      Pues sí, sé lo de Dark Souls y Demon's Souls, la verdad es que les tengo muchas ganas. La diferencia es que en Baroque los pisos se generan aleatoriamente y sólo tres o cuatro tienen siempre la misma estructura (gracias a Dios, porque con la cantidad de veces que hay que ir a la torre, el colmo sería saberse qué enemigo va a salir en cada esquina). Me llaman mucho la atención los dos juegos, pero la verdad es que los combates en tiempo real se me dan entre mal y peor, sobretodo si hay que tener paciencia y HABILIDAD, por eso aún no lo he comprado XDDD.

      Si no te gustó en su momento... Puedes volver a intentarlo, pero no creo que te guste (¿Por qué jugaste a Baroque, si la caja dice que es un RPG? XDDDD). Mejora cuanto más avanzas en la historia, pero eso no te quita que lo que hagas en las dos primeras horas lo seguirás haciendo en las 20 siguientes.

      ¡Saludos! Menudo tocho me ha salido XDD.

      Eliminar
    2. Sí, Sparrow es pirata, como bien te han dicho, jajaja.

      La verdad que no sé por qué me atrajo Baroque. Me llamaba la atención por su planteamiento, quizás, pero no sé.

      ¡Oye, que también hay RPGs que me gustan! jajaja. Por ejemplo, el Half-Minute Hero de PSP, con el que me lo pasé en grande. También el primer Parasite Eve tenía algo de RPG, y me encantó.

      Al contrario que a ti, no me gustan nada los combates por turnos, y no es que sea especialmente hábil en los combates en tiempo real. Es sólo que no me gusta que se pare la acción, que tenga que esperar al turno de mi enemigo, y esas cosas. Me desespera un poco :P

      Saludos

      Eliminar
    3. Bueno, lo aceptamos. Total, la caja dice que Baroque es un juego de terror y yo me animé a probarlo XDDD la verdad es que la carátula es bastante llamativa; hace años que la tengo de wallpaper. ¡Cómo pasa el tiempo!

      Al Half-Minute aún no he jugado, aunque claro, Parasite Eve es muy bueno. Pero me saca de quicio ese sistema raro, como el de Vagrant Story, medio a tiempo real medio por turnos. Preferiría que sólo fuera uno de los dos XD.

      A mí los combates en tiempo real me parecen divertidos, pero es que sencillamente soy demasiado mala y Dark Souls tiene demasiada fama de imposible XDD, aunque acabaré comprándolo (aunque de momento me llama más Catherine). Quiero decir, el Bayonetta en modo fácil me hace llorar sangre (tuve que acabarlo en MUY fácil, que prácticamente se juega solo XD) y el DMC3 en modo fácil estoy a dos misiones de terminar... Me parecen muy buenos, pero yo soy una patata, qué le vamos a hacer XDD.

      Juégate el The World Ends With You, es el mejor RPG de DS y es en tiempo real. Irrepetible.

      Eliminar
  3. Una versión Sparrow es una versión pirata, en honor al gran capitán Jack Sparrow de Piratas del Caribe xD

    ResponderEliminar
  4. Lo tengo en mi lista de pendientes desde hace tiempo, pero siempre acabo jugando a otros que me atrae más y acabo dejándolo para otro día.
    Mira que me llama el tema de las bizarradas, pero lo de la torre me echa un poco para atrás, pero da igual, acabará cayendo :D

    ResponderEliminar
  5. ¿Sparrow = pirata? Omg. Yo pensaba que la forma delicada de decir piratería era "Copia de seguridad", pero veo que ahora es todavía más refinado XDDD.

    Ya que me recomendaste algunos roguelikes supongo que a ti también te gustan así que me parece muy recomendable para ti, más aún si te tiran las bizarradas como ésta. La torre es... Bueno, yo me divertí mucho buscando todos los secretos, pero no sé si a ti te gustará XD lo malo siendo roguelike es que el combate es en tiempo real.

    En fin, que sólo por oír las frases que te sueltan los NPCs cuando estás en modo "Lust", ya vale la pena XDD.

    ResponderEliminar
  6. quien lo comparo con persona 3 !! quien!! jajaj no se parece nada a persona 3, los monstruos me dan un poco lo cripie nose cuanto tendra de pisos la torre y cada vez que subis tenes una cosa peor esperando por ti :S, bajas (perdon) sobre la historia no la entiendo mucho solo case algunas cosas del argumento ya que se algo de ingles pero como en los persona me cuesta entender toda la trama , sobre el opening tenes razon es anime y no se ve nada igual en el juego o.o

    ResponderEliminar
  7. ah y me olvide de decir ya voy a ir por ese lust es lo mas desquiciado que he visto ajajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que el Opening de ambos se parece bastante visualmente, ambos son bastante raritos en ése aspecto (aunque me gusta más el de Baroque), pero sí, la única similitud es que el protagonista tiene el pelo azul, ya ves tú...XDDD

      Aún dominando el inglés, es normal perderse mucho con la historia: está presentada de una forma extraña y, si usas una guía para pasarte el juego entrando a la Neuro Tower pocas veces, te pierdes la mitad de conversaciones que te dan pistas sobre lo que está pasando.No es una historia muy compleja, simplemente se presenta de una forma muy particular que, al menos a mí, me encantó ^^.

      Lo de Lust y demás idas de olla es una de las muchas bizarradas que me hacen amar el juego XDDD.

      Eliminar

Tags

Análisis (165) aventura gráfica (12) Baroque (18) Beat'em'up (9) Drakengard (19) exprimiendo la PSP (27) extrañeza inclasificable (8) Freeware (15) hack'n'slash (8) JRPG (26) luchas (5) MSX (5) NieR (15) noticias (28) noticias del blog (8) OST para recordar (26) PC (72) Persona (17) plataformas (14) PS2 (25) PS3 (42) PS4 (9) PSP (52) PSVita (10) psx (12) Puzles (19) random (13) Reflexiones (2) Retos (7) retro (35) Ritmo (7) roguelike (8) Shin Megami Tensei (15) shmup (18) SNES (3) Viciando a (5) Visual Novel (26) WRPG (3)